Cita dominical con el mejor basket femenino en el polideportivo Aldiri

Añares Rioja ISB. Equipo al completo con jugadoras y personal técnico./CHICO
Añares Rioja ISB. Equipo al completo con jugadoras y personal técnico. / CHICO

El Añares Rioja ISB de Azkoitia-Azpeitia, de Liga Femenina 2, juega contra el Orthez, equipo de la primera división francesa

FCO. JAVIER AGUADO GOÑIURRETXU.

Mañana, domingo el baloncesto en toda la comarca de Urola Garaia tendrá una ocasión excepcional para ver en directo el mejor baloncesto femenino de los últimos tiempos. Ello es debido a la alineación de diversos astros que han posibilitado este regalo de Reyes para una afición incipiente que cuenta con muchas fichas, equipos en todas las categorías y un incremento notable de la mujer en la práctica deportiva. La entrada es grauita.

Nos referimos al partido que disputarán el Añares Rioja ISB de Azkoitia-Azpeitia de Liga Femenina 2 a nivel estatal contra el Ortez, equipo femenino de la primera división francesa, mañana domingo a las 12.00 en el Aldiri arena, en medio de una gran expectación.

Hemos querido saber quién está tras los titulares del evento y descubrimos a un vecino, conocido de la afición en la comarca, como es Xabi Chico, actualmente entrenador del Añares Rioja ISB.

Jugador y técnico

Desde que se vinculara a la sección deportiva de baloncesto de Goierri K.E. en septiembre del 1983, ha sido jugador en las distintas categorías de este club y cuando dejó de competir como jugador, pasó a hacerlo como entrenador, vinculándose no solo a su compromiso de equipo, también al del club asumiendo muchas y variadas responsabilidades.

Hace cuatro años 'Xubi' le propuso entrenar al Añares Rioja ISB, lo que le supuso un reto tanto personal como deportivo y no dudó ni un segundo en aceptarlo y hoy sigue encantado con la experiencia.

Xabi Chico destacó como jugador, pero como entrenador ha demostrado unas cualidades y capacidad de aprendizaje extraordinarias. Prueba de ello es que ya desde 2013 comenzó a colaborar con la Federación Española de Baloncesto (anteriormente estuvo 4 años con la Federación Vasca) con chavales de 12-13 años, y en 2016 con la selección sub16 de chicos, donde, como entrenador ayudante, se consiguió la medalla de Oro del Campeonato de Europa de selecciones, tras ganar a Lituania en el último segundo.

Chico atesora una gran experiencia aunque eso le ha llevado a tener que hacer muchas concesiones. «Un Campeonato de Europa supone personalmente estar un mes de tus vacaciones, sin tu familia, concentrado solo pensando en baloncesto y en el equipo las 24 horas del día», asegura. «Afortunadamente tuvo su recompensa, tanto a nivel personal, como deportivo. Conoces mucha gente y te haces experto en otros niveles de la competición. Además hoy día las redes sociales te permiten disfrutar de gran fluidez y mantener los contactos y amigos formados en esas concentraciones».

La propuesta

Actualmente Xabi compagina a diario su trabajo como responsable de compras en Ibili de Bergara y su tarea de entrenador y aprovechando el descanso en la liga de su equipo, propuso a la directiva de Goierri y al club que entrena, la posibilidad de disputar un amistoso contra el equipo francés de Pau Orthez, de alguna manera, como un guiño hacia el baloncesto femenino, que viene creciendo e ilusiona más y más, cada día que pasa. Dicho y hecho.

Chico, entrenador del equipo de Azkoitia y Azpeitia que milita en liga Femenina 2 a nivel estatal cuenta con 4 jugadoras profesionales: dos de ellas, Erika y Brenae, norteamericanas; Hatty, Belga; Katja, eslovena. Completan el equipo seis jugadoras guipuzcoanas: Itsasne, Libe, Garazi, Araia, Maite e Intza. Además se refuerza con jugadoras de 16-17 años de categorías inferiores del propio club, que cuenta con una de las mejores canteras del basket femenino a nivel de Euskadi.

La labor del equipo les lleva a tener un ritmo de 4 entrenamientos y un partido semanal y cada 15 días desplazamiento fuera de casa pues el área de competición que abarcan es la Zona Norte de la península.

Esto es lo que Chico destaca como lo mas duro. «En casos como Barcelona, son 8 horas en bus de ida, calentar y disputar el partido, duchas y de nuevo al bus para regresar en otras 8 o 9 horas».

El salto de entrenar chicos, a hacerlo con un equipo femenino no supuso para Chico sino un reto nuevo. «Cuando me lo propusieron fue un reto bonito y apasionante, por lo que se refiere a dedicación de tiempo es el mismo. Hay rutinas de trabajo, en el día a día, que las chicas si admiten sin poner pegas y tengo dudas de que los chicos los aceptasen sin rechistar, son mas disciplinadas».

Xabi es un entrenador trilingüe y lo lleva bastante bien. «Empleamos euskera, castellano e inglés. He tenido que adaptar mis conocimientos de inglés a la terminología deportiva, todavía en ese aspecto no sé defenderme todo lo bien que me gustaría, por lo que todavía no saben cómo soy o puedo llegar a ser cuando estoy enfadado».

Un grupo unido

Lo duro de los viajes también tiene su aspecto positivo. «Casos como el de Barcelona, en viajes de 18 horas de ida y vuelta mas la tensión del partido hace que nos conozcamos mejor y que estemos más compenetrados. El grupo está unido y las jugadoras de casa han empatizado bien con las foráneas, tanto es así que las profesionales conocen la frase emblemática desde el primer día 'pintxopote'.

El objetivo del equipo en estos años es el de mantener la categoría y en esta temporada intentar sufrir menos que el año pasado. Cada vez son más un equipo compacto y eso les hace progresar.

Sobre el basket local Chico cree que «los últimos tiempos ha ido creciendo, en categoría masculina está muy consolidado, y en los últimos años en categoría femenina se ha crecido mucho. Una de las motivaciones para traer este partido fue hacer un guiño especial a todo ese colectivo femenino comarcal. Hay una junta directiva que está haciendo un trabajo fenomenal, hay muchos entrenadores con ganas de trabajar y eso da pie para siga habiendo Goierri para rato».

En el partido de mañana, en el Aldiri arena, a las doce, Chico ocupará el banquillo local y es seguro que le llegarán sensaciones de tiempos vividos con el Goierri y es seguro que le llegará el calor de una afición que no lo ha olvidado. «Creo -afirmaba ayer-, que van a ver un partido en directo que nunca se ha visto en el Aldiri arena. Hemos visto juego de este nivel en chicos, pero no en chicas, por lo que será una oportunidad y están todos invitados».

Antes de acabar la conversación con Xabi Chico, le dejamos caer si se plantea su regreso al Goierri algún día. «El baloncesto me ha dado más de lo que yo podía imaginar, tanto a nivel deportivo como humano. Siempre digo que va a ser el último año, pero siempre sigo y creo que hay cuerda para rato. Evidentemente, cuando acabe esta etapa, volver al club de mis amores sería un honor».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos