Diario Vasco
Carambola. Los vencedores de la primera velada clasificatoria en plena representación.
Carambola. Los vencedores de la primera velada clasificatoria en plena representación. / ARGAZKIA TALDEA

Éxito de Antzez Motz en su tercera edición

  • La obra '¿Subes?', de los tolosarras Carambola, fue la elegida por el jurado para estar en la final del dia 11 de marzo

  • La velada inaugural contó con un gran nivel técnico y cuatro obras muy variadas

El pasado viernes arrancó la tercera edición de Antzez Motz, concurso de obras teatrales de corta duración que va asentándose como una propuesta cultural con gran recorrido dado que ofrece interés en distintos estratos: el primero el de los creativos dentro del mundo del teatro y la escena; de seguido hacia el estrato social, el espectador que recibe en vivo y en directo una muestra de actualidad de cuanto se ingenia, idea y crea entre nosotros, y que al tiempo que se lleva a cabo en formato de concurso, se disfruta como espectáculo que enriquece culturalmente a nuestra sociedad.

Según nos indica Patxi Remiro, la primera gala clasificatoria del An-tzez Motz 3.0, que tuvo lugar el viernes, fue «mágica y especial». «Cualquiera de los grupos concursantes podía haber pasado a la final», afirmaba emocionado.

Tomaron parte los grupos Deblacks, de Zumarraga; Arteko, de Gasteiz y Arrasate; Carambola, de Tolosa; y Dosekilibrados, de Irun-Errenteria. Fueron los primeros en abrir fuego y lo hicieron poniendo en escena cuatro obras diferentes, de clara y marcada técnica.

Las primeras fueron las chicas de Arteko, que sorprendieron por la intensidad de una historia a caballo entre la dramatización y la danza. Luego saltaron al escenario los zumarragarras Deblacks que presentaron una historia en clave de comedia, con final sorpresivo. Los tolosarras Carambola nos regalaron otra comedia con reminiscencias de técnica clown. Cerró la velada Dosekilibrados, defendiendo un texto profundo, igualmente en clave de humor.

El jurado, que estuvo compuesto por Mary Franco (Karmakros), Egoitz Aizpuru (bertsolari de Oñati) y el locutor de Radio Segura Iñigo Etxenike, decidió casi unánimemente que pasara a la final la obra '¿Subes?', de los tolosarras Carambola.

El público, que también plasma su opinión, dejó claro su gusto por esta pieza. Un público realmente numeroso el que se congregó en Labeaga aretoa, traduciéndose en una buena respuesta en esta primera sesión de Antzez Motz, lo que pintó una gran sonrisa en los organizadores que vieron respaldada la iniciativa cultural que entra en su tercer año.

Como grupo invitado actuó Txiki baile (danza del vientre y salsa) cosechando los aplausos del público.

La segunda, el viernes 17

Buen comienzo, por tanto, que augura que para la segunda sesión del día 17, viernes a las 20.30 horas, se pueda contar igualmente con ese arrope tan importante de la presencia de público llenando el aforo de Labeaga aretoa.

El viernes de esta semana, la segunda velada clasificatoria, contará con los grupos siguientes: Tetris, de Berrobi; Cia la que tu me haces, de Lezo; La niña de fuego, de Donostia; y Manos k rien, también desde Donostia.

Además, como artista invitado ha confirmado su actuación un creador del pueblo que mostrará sus trabajos de hip hop.

Karmakros antzerki taldea desea expresar su agradecimiento a cuantas personas e instituciones hacen posible esta nueva edición y especialmente a Comercial Arbizu y Buenbokado, que se han involucrado de manera muy especial.

Premios variados

El formato del certamen de este año, con 12 grupos a concurso (6 en euskera y 6 en castellano), es más ágil y reducido. Los premios también cuentan con un importante esfuerzo municipal de ambos consistorios, por lo que serán más variados. Se pasa de tener un primero y un segundo premio a la mejor representación con 800 y 400 euros respectivamente, a contar con varios premios dotados con 100 euros cada uno... mejor actor, mejor actriz, mejor dirección y mejor guión original. También se dota con 200 euros a la mejor obra en euskera.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate