Diario Vasco
Firma. Imagen de la donación oficial de ambos elementos.
Firma. Imagen de la donación oficial de ambos elementos. / F.J.A.

Particular homenaje a la figura de Iparragirre

  • Jon González dona al municipio un busto y una imagen representativa del bardo

En la mañana de ayer la Sala Capitular del Ayuntamiento de Urretxu acogió el particular homenaje que Jon González (conocido como Jonatan Abad) siempre había querido hacer a la figura de Iparragirre. En el acto se hizo oficial la donación de un busto y una pintura representativos del bardo, que se han realizado gracias al interés y el apego casi desmesurado que Jonatan tiene con Iparragirre.

Ayer la emoción se notaba en sus gestos y a ese sentimiento hizo alusión también el alcalde de Urretxu, Jon Luqui, en sus palabras de agradecimiento por el regalo. Dos elementos figurativos que perdurarán en el tiempo y que han pasado ya a formar parte del bagaje conmemorativo, documental e histórico en relación a Iparragirre.

Tras la firma del documento de donación, Jonatan agradeció la buena acogida que se le ha dispensado a esa idea suya en Urretxu. Aseguró que «con esto ve cumplido un sueño», e hizo alusión a sus amigos y colaboradores en Burgos, especialmente a la persona de César Santillán, artista quien ha realizado el busto, y a su amigo Mariano Bravo. Tanto la escultura , como la pintura tienen ya ubicación propia en el ayuntamiento.

Jonatan dio continuidad a su particular homenaje poniéndole voz a la canción 'Euskal Herria Maite' de Iparragirre cantando a capela en el propio Salón de Plenos. Finalmente depositó un ramo de flores a los pies de la estatua en la plaza.

Ambos gestos rememoran en cierto modo los tiempos de infancia de Jonatan en Urretxu, que de niño jugaba en la plaza bajo la mirada de aquel personaje representado en un buen mármol de Carrara y a aquel chaval que ahora recuerda también sus tiempos de estudios con las monjas de Fundación Escuelas Labeaga, cuando lo llevaban con sus compañeros cada 6 de abril, ante la tumba situada en el cementerio para cantar sus canciones y depositar unas flores.

Jonatan cuenta 33 años de edad y mantiene en su mirada y en su recuerdo más vivo que el propio vecindario, la vida, la obra y la figura del bardo urretxuarra que supo llevar por Europa y América con garra y emoción el buen nombre de los vascos.

El acto de ayer, tal y como hemos dicho, pone el broche a una idea y también a la exposición fotográfica 'Homenaje a Iparragirre. El bardo 1820-1881' que Jonatan Abad ubicó en la casa de cultura de Urretxu el pasado mes de septiembre y que previamente se había mostrado en el pueblo burgalés de Villa Escusa de la Sombría, en Burgos donde reside y donde se ha convertido en un particular embajador de Urretxu y del personaje de José María Iparragirre.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate