Diario Vasco

Se plantean seis ejes y diez proyectos

Piscinas. Su futuro, a debate y consulta popular.
Piscinas. Su futuro, a debate y consulta popular. / AGUADO
  • En la presentación del proceso de elaboración de los presupuestos 2017, el equipo de gobierno explicó su intención de configurar unas cuentas que respondan a los proyectos estratégicos fijados en el plan de legislatura

El equipo de gobierno municipal se ha puesto el buzo de trabajo y ha comenzado el camino que debería finalizar en diciembre con la aprobación de los presupuestos de 2017. En la presentación del proceso de elaboración de los presupuestos 2017, el equipo de gobierno explicó su intención de configurar unas cuentas que respondan a los proyectos estratégicos fijados en el plan de legislatura.

El alcalde de Urretxu, Jon Luqui, enumeró los ejes principales sobre los que se sostiene dicho plan. Apuntó como asuntos prioritarios a «la actividad económica, desarrollo económico y empleo» y a blindar la «cobertura social» y defendió el «rigor económico y transparencia en la gestión municipal, un desarrollo urbano armónico y sostenible, la inversión pública en proyectos estratégicos y las señas de identidad de Urretxu». El de 2017 será el segundo presupuesto elaborado por el equipo de gobierno actual «de modo que ya se tienen que reflejar nuestras prioridades». «Hay que tener en cuenta que a 31 de diciembre 2015 la deuda del ayuntamiento era casi de 1,8 millones de euros y en previsión esta la intención de reducirla a casi cero en 2020».

Además de eliminar la deuda, Jon Luqui expresó como proyectos estratégicos la intención del equipo de gobierno de «dar una salida al área de Irimo» y la aprobación de un Plan General de Ordenación Urbana «para el que habrá que invertir una importante cantidad porque el actual marco no responde a nuestras necesidades». Al mismo tiempo el alcalde desea «intensificar la participación ciudadana dentro de la estrategia de gobierno abierto», el mantenimiento «sin recortes del nivel de cobertura de los servicios sociales», «adoptar un sistema de recogida de residuos urbanos sostenible», «aprobar un Plan municipal de convivencia», «estudiar la mejora de la accesibilidad a los barrios altos de Urretxu» e «impulsar la imagen del municipio» con el reto Iparragirre 2020, en conmemoración al 200 aniversario del nacimiento del bardo urretxuarra.

Además, dentro de los proyectos estratégicos se marcan tres niveles de inversiones, pequeñas obras (plaza del Golden, urbanizaciones de barrios), obras medianas como actuaciones en el parque José Mari Lasa, en la nueva plaza que surge tras la obra de la casa de Ormazabal, el arreglo de la zona de las sociedades bajo el rascacielos, la mejora del entorno del Liceo, la habilitación de un parque infantil cubierto, acciones de mejora en Labeaga aretoa y entre las obras de envergadura se fijan la reforma de la piscina y la definición del uso del edificio de los Pasionistas que ha pasado a ser propiedad municipal.

Dos rondas con los vecinos

El ayuntamiento hará dos rondas con los vecinos para configurar los presupuestos 2017. El ayuntamiento de Urretxu tiene la intención de aprobar los presupuestos para el ejercicio de 2017 en el pleno del 22 de diciembre «o en su caso antes finalizar el año como así manda la ley» según apuntó el alcalde en la presentación del proceso de elaboración de las cuentas municipales para el año que viene.

Ya en la primera semana del mes de septiembre se inició dicho proceso de elaboración de los presupuestos 2017 con un trabajo interno en el órgano de gestión (BKT) y con los técnicos de las respectivas áreas. El equipo de gobierno municipal considera que el presupuesto del año que viene va a definir gran parte de los proyectos estratégicos que Urretxu ha de afrontar, de modo que espera la aportación de los urretxuarras. Para ello han ampliado el tiempo de participación, tanto en el interior del ayuntamiento con los técnicos y con el resto de partidos políticos como en el exterior, dado que se han establecido dos rondas de reuniones con los vecinos, divididos por zonas, en la primera de las cuales se recogerán las propuestas y en la segunda se explicarán las decisiones adoptadas.

La edil de Hacienda, Itziar Agirre, explicó que el objetivo es «controlar los gastos corrientes y mantener la inversión» si bien advirtió de su dificultad puesto que «este año hemos contado con los ingresos por las obras de las viviendas de Ormazabal y Gurutze Santu» aunque confía en «conseguir subvenciones para inversiones extraordinarias» en relación a la remodelación de la piscina. Agirre prevé que el día 18 estén fijados los gastos e ingresos corrientes, posteriormente añadir las aportaciones de las reuniones de participación y del resto de grupos, que podrán participar en todas las reuniones. El hito es tener el primer borrador para el 3 de noviembre y el equipo de gobierno presentaría el presupuesto en comisión a mediados de mes. La oposición tendrá posibilidad de hacer nuevas propuestas hasta finales de noviembre, los primeros días de diciembre se dedicarán días al proceso de negociación, el presupuesto definitivo pasará por comisión el 19 de diciembre y para su aprobación en sesión plenaria el 22 de diciembre.

Calendario de consultas

El ayuntamiento dará inicio a la primera ronda del proceso de participación el lunes día 17. Están citados a las 12 horas los vecinos de Aparizio Auzoa en la sociedad; y en la segunda planta del ayuntamiento a las 17 horas, los de Pagoeta-Labeaga; el martes día 18, a las 17 horas, San Martin y Barrenkale y a las 19 horas, Areizaga, Iparragirre y Nekolalde; el miércoles día 19, los vecinos de Mundo Mejor; el día 20, Basagasti, Sorgintzulo y Lilibaso y el día 21, los del Grupo Santa Bárbara.

Una vez recogidas las propuestas y aportaciones, el equipo de gobierno estudiará las mismas y en una segunda ronda que se realizará del 15 al 18 de noviembre informará sobre las decisiones adoptadas Se informará sobre los horarios de las reuniones con bandos en las zonas.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate