Diario Vasco

Emotivo y colorido inicio de las fiestas

Ikastola y Alcaldía izaron las banderas tras el acto de inauguración de las fiestas que durarán cuatro días con multitud de actos programados.
Ikastola y Alcaldía izaron las banderas tras el acto de inauguración de las fiestas que durarán cuatro días con multitud de actos programados. / FOTOS AGUADO
  • Inicio lluvioso que alteró el desarrollo de los actos pero no el buen ambiente y las ganas de fiesta

A media tarde arrancó el programa festivo con actos para la grey infantil y juvenil. Mucha actividad y muchas cuadrillas por las calles pese a una molesta lluvia que prometía venir para quedarse este fin de semana.

Poco a poco fueron despejándose las dudas y funcionó el plan B. Los payasos actuaron bajo carpa ante la expectación de la chavalería, Gazte Bidean se refugiaba en sus locales y disfrutaba demostrando ganas de fiesta. Llegada la hora, en los barrios se sacaron los pucheros llenos de chocolate y las cestas con bizcochos, lo que ocasionó largas colas de pequeños y mayores en busca del reconfortante elemento.

Los músicos tampoco se arredraron y pese a la lluvia se sumaron a la fiesta.

Arranque y txupinazo

Poco a poco desde los barrios, a los sones de las agrupaciones musicales, la población fue acercándose hacia la plaza Iparragirre para vivir momentos emotivos como son los de dar lugar al arranque de las fiestas, cometido que este año corría a cargo de Urretxu Zumarraga Ikastola. Designados como pregoneros al hallarse en el arranque de la conmemoración de sus 50 años de existencia como proyecto educativo y de sociedad.

A las 8.30 horas, un coro de niños y niñas del centro entonó, arropados por el público, la canción del aniversario, tras lo cual se dio lectura a un pregón que glosó el honor de poder abrir las fiestas, los años recorridos en distintas etapas y los que tienen que venir.

Representantes de las cinco décadas estuvieron presentes en el arranque festivo.

Tras el pregón llegó el lanzamiento del txupinazo con suelta de confetis e izada de banderas desde el balcón de la casa consistorial.

Comenzada la fiesta, desde el mismísimo momento en que explotó el cohete, los dulzaineros Iratzarri, la banda de música, trikitilaris y txarangas se dedicaron a alegrar las calles. También se pudo disfrutar del bello baile de los gigantes, con Iparragirre y Manuela como eternos enamorados, así como de un equipo de costaleros, que tiene un mérito reseñable dado el esfuerzo generoso que requiere mover ese volumen que alcanza los 36 kg de peso y con una gran altura.

El arranque festivo tuvo la suerte de cara al aguantar sin lluvia, que se hizo presente por la tarde, con los sones en el Ederrena del Dj Tirapu dirigidos a la chavalería, y en la plaza Gernikako Arbola el IV Festival de Hip Hop con el consagrado 'Ose' y una buena muestra de los grupos comarcales bajo el movimiento 'Ni Naiz Hip Hop'.

Por su parte la fiesta alternativa también tuvo su sitio con las txosnas. Sobre las 19.30 horas partió desde Gazteleku una ronda con Kalabazina. Tras el poteo de rigor por las tabernas del centro acompañados de los bertsolaris, la comitiva finalizó en las txosnas para escuchar el pregón de Kalabazina, que este año ha estado asumido por Beñat Torres.

La lluvia parece que va a ser el denominador común, al menos hasta el domingo, pero desde el primer momento ha quedado claro que eso va a dar igual porque la mecha de la fiesta ya ha prendido y la ilusión por disfrutar de los distintos actos es imparable.

Disfrútenlo con moderación y tolerancia. ¡Gora Santa Anastasia Jaiak!

Temas