Diario Vasco

Impresiones de paisaje y naturaleza desde los pinceles de José Javier Esnaola

José Javier Esnaola. El artista en la inauguración de la muestra.
José Javier Esnaola. El artista en la inauguración de la muestra. / J.A
  • El artista urretxuarra muestra una buena parte de su obra en Juan de Lizarazu hasta el día 18

José Javier Esnaola ha instalado parte de su obra en la sala de exposiciones Juan de Lizarazu el pasado viernes, día 2 de septiembre, y estará para el disfrute de todos hasta el próximo día 18.

La exposición titulada 'Retrospectiva' contiene una serie de pinturas que muestran la manera particular que tiene el artista urretxuarra de concebir y de transmitir el paisaje . Su estilo se explica desde una actitud que va más lejos de la propia acción contemplativa del paisaje, a ella se suma el intento de plasmar la forma personal de percibir la luz y el color del instante más allá de la identidad de lo que está pintando.

La naturaleza tiene presencia de peso en la exposición. Paisajes de senderos en el bosque, árboles... en ocasiones lugares conocidos por todos nosotros tales como la ermita de Antigua o el Palacio de Ipeñarrieta o también un mismo lugar desde un actitud contemplativa distinta, en la que cambia la impresión con un ambiente distinto o una atmósfera diferente en la que nos adentra el pintor.

Para acercarnos a las inquietudes del artista recogemos sus palabras expresadas en el propio catálogo de la muestra: «el motivo de análisis de su pintura es el conjunto de los aspectos mutables de la naturaleza, concebida como un ambiente acogedor que inspira sentimientos sociales. El conocimiento de la misma le viene dado por la sensibilidad que su emoción despierta y el registro que amplia y profundiza esa sucesión de momentos, formas, atmósferas y espacios retenidos. Una vez establecida la estructura primaria, recurre a la memoria, rehuyendo de copias precisas. Entran en juego otros componentes psíquicos, sobre todo el de la imaginación, que no imita ni representa, sino que modifica adaptándola a unos sentimientos determinados y diferentes oportunidades de vida social. Así las formas adquieren una orientación realista, subjetiva y romántica».