El rincón del pan de Igeralde y la ferrería de Mirandaola, en familia

Los ferrones pondrán en marcha la maquinaria de Mirandaola para las familias los próximos 23 y 30 de julio./ LIMIA
Los ferrones pondrán en marcha la maquinaria de Mirandaola para las familias los próximos 23 y 30 de julio. / LIMIA

Lenbur ofrecerá talleres adaptados a ellas durante los dos próximos domingos. Los participantes tendrán la oportunidad de hacer pan con Tibur Agirre, visitar el Museo del Hierro Vasco y ver la ferrería en marcha

CRISTINA LIMIA LEGAZPI.

La fundación Lenbur ha organizado una actividad especial para familias, que combinará la visita a dos de sus espacios-museo: el rincón del pan del caserío Igeralde y la ferrería de Mirandaola. Se desarrollará durante los dos próximos domingos, 23 y 30 de julio, siendo necesario realizar la reserva previamente en la oficina de turismo de Mirandaola (teléfono 943 730 428).

«Nos adentraremos en el modo de vida de nuestros antepasados mediante contenidos totalmente adecuados a los niños», explican. La primera parada será a las 10.30 horas, en el caserío Igeralde enclavado en Brinkola. Allí se llevará a cabo el taller del molinero. «Ahondaremos en las tradiciones de los antiguos caseríos, en la historia del pan y en las leyendas que han rodeado a este alimento tan básico en nuestra mesa. Los visitantes tendrán la oportunidad de ver en marcha el molino Igeralde, perteneciente al siglo XVI, aprender a utilizar el cedazo y participar en el proceso de elaboración del pan tal y como se hacía antaño, realizando junto a Tibur Agirre bollos que después podrán llevarse a casa», detallan desde Lenbur.

La segunda parada será a las 12.00 horas, en Mirandaola. «Visitaremos el Museo del Hierro Vasco de una manera divertida, después, veremos la ferrería del siglo XVI, donde sus trabajadores, ataviados con la vestimenta de los ferrones de aquella época, pondrán en funcionamiento los dos grandes fuelles que alimentan el fuego del horno, para proceder a forjar después una pieza de hierro en el gran mazo, tal y como se hacía hace cinco siglos, para acabar la visita, prepararán un pintxo de txistorra para los visitantes en las brasas del horno», explican.

Habrá posibilidad de participar en los dos talleres (Igeralde y Mirandaola) o en uno. El precio de cada taller será de cuatro euros tanto para niños, como para mayores. «Junto a ello, el parque de Mirandaola, con los juegos de pistas que ponemos a disposición de los visitantes desde la oficina de turismo, el frontón de hierro, el parque infantil, el merendero, los preciosos paseos por los alrededores... brindarán a las familias la oportunidad de disfrutar de un bonito plan para todo el día», señalan.

Fotos

Vídeos