Petición de puesta en libertad para Puigdemont

El equipo de Gobierno, con lazos de solidaridad hacia los detenidos./
El equipo de Gobierno, con lazos de solidaridad hacia los detenidos.

No estaba en el orden del día, pero los últimos acontecimientos en torno a Cataluña dieron lugar a la presentación de una moción de urgencia acordada por el PNV, EH Bildu e Irabazi. «Desde el Ayuntamiento mostramos nuestra preocupación y total rechazo hacia la detención de Carles Puigdemont y el encarcelamiento de Jordi Turull, Carme Forcadell, Raul Romeva, Josep Rull y Dolors Bassa, dictadas por el Tribunal Supremo, que se suman a la prisión preventiva de Oriol Junqueras, Joaquin Forn, Jordi Sánchez y Jordi Croixat, censuramos todo este tipo de actuaciones por romper y vulnerar principios democráticos básicos y anular derechos civiles y políticos fundamentales», manifestaban en el texto. Los tres grupos exigían «la inmediata puesta en libertad de Carles Puigdemont y la anulación de la euroorden que hay sobre él», al mismo tiempo que expresaban «su inquietud por la situación de bloqueo y profundo desencuentro político que se está viviendo en Cataluña, una situación en la que la ciudadanía catalana ha sido despojada de su legítimo derecho a gobernarse a sí misma a través de la injusta aplicación del artículo 155 y donde las dificultades para investir a un president son difícilmente entendibles».

«Reiteramos que Cataluña, como Euskal Herria y otros tantos pueblos del mundo, tiene toda la legitimidad democrática para decidir su futuro político y exigimos al Gobierno Español que deje de lado esta estrategia represiva que implica la utilización política de los Tribunales de Justicia y pone en riesgo la imprescindible separación de poderes», señalaban. Junto a ello, emplazaban «a abrir un diálogo sincero, inclusivo e inmediato entre los agentes políticos y sociales de Cataluña que permita desbloquear la situación, suspender la aplicación del artículo 155 y recuperar la normalidad democrática para el funcionamiento de las instituciones catalanas, tomando como base la voluntad de la ciudadanía expresada en las urnas el 21 de diciembre».

El PSE-EE votó en contra de tratar el tema con carácter de urgencia y posteriormente, no participó en la votación de la propia moción. «No ha habido una mesa de negociación para abordar el texto, sino un cruce de emails entre PNV, EH Bildu e Irabazi en horario laboral, desde las 13.00 hasta las 17.00 horas del mismo día del Pleno, por lo que solicitamos que no se trate en esta sesión plenaria, ya que al no ser un tema urgente que afecta a Legazpi puede ser estudiado en la Mesa de Convivencia que está convocada a la vuelta de Semana Santa», expuso Óscar Valbuena. «Respetamos las decisiones de la justicia, pensamos que nunca se debería de haber llegado a esta situación y seguiremos trabajando para recuperar la cordura y la vía del diálogo, la negociación y el pacto dentro del marco del Estado de derecho, al mismo tiempo, mostramos nuestra solidaridad con los compañeros socialistas catalanes, cuyas sedes se están viendo atacadas con pintadas, a lo que ninguna referencia hacen PNV, EH Bildu, ni Irabazi en el texto, no compartimos cómo han tratado este asunto en fondo y forma y por todo ello, optamos por no participar en la votación», indicó el portavoz del PSE-EE.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos