La peluquería para caballeros Juan Cruz se llena de 'legazpiarras'

Julián Gil frente a uno de los retratos más importantes de la exposición a nivel personal, el de su padre Florencio.
Julián Gil frente a uno de los retratos más importantes de la exposición a nivel personal, el de su padre Florencio. / LIMIA

La exposición incluye una hucha cuyos fondos serán destinados a la asociación de esclerosis múltiple de GipuzkoaJulián Gil muestra los retratos de vecinos conocidos en muy distintos ámbitos y oficios

CRISTINA LIMIA LEGAZPI.

Cada dos meses, las paredes de la peluquería para caballeros Juan Cruz sufren una metamorfosis artística, acogiendo las obras de pintores, fotógrafos, escultores... de muy distintos estilos. En esta ocasión, el establecimiento situado en Kale Nagusia se llena de rostros familiares. Julián Gil ha colgado en el local una colección de imágenes muy especial, llamada 'Legazpiarrak' y compuesta de retratos realizados a vecinos conocidos en muy distintos ámbitos y oficios. El trabajo completo consta de 42 instantáneas, de las cuales el autor muestra 14 dadas las limitaciones de espacio de la peluquería. Son fotografías en blanco y negro, con un tamaño de 40x50 centímetros, en las que cada protagonista posa con algún elemento característico. Entre ellos se hallan el peluquero Manuel Fernández, el cartero Epi Rodríguez, el farmacéutico Rubén Fenoll, el txistulari Julián Auzmendi, el carnicero Joaquín Odriozola, el carpintero Juan Ormazabal, el fotógrafo Gorka Salmerón, el cetrero Josu Zurutuza, el montañero Kepa Urmeneta... y alguien muy importante en la vida de Julián Gil, su padre Florencio, fallecido en marzo. En la muestra, aparece fotografiado con su buzo de antiguo trabajador de la fábrica de Patricio Echeverría, bajo el título 'héroe', con el que Julián ha querido brindarle tributo no solamente en el plano profesional, sino también personal.

Retrato a la «sabiduría»

La propuesta de exponer en la peluquería Juan Cruz le llegó de Gorka Salmerón, quien le invitó a hacerlo precisamente cuando se encontraba contemplando una colección de pinturas colgada recientemente en el establecimiento. Julián recogió el guante y no tardaron en poner fecha. Los retratos de 'Legazpiarrak' permanecerán en el local durante los meses de julio y agosto, aunque no serán siempre los mismos. La intención del autor es ir cambiando las imágenes cada 15 días, de forma que pasen por el lugar los 42 vecinos que fotografió para este trabajo. «Me gusta conversar con personas de cierta edad, porque tienen esa experiencia, esa sabiduría y esa tranquilidad que aportan los años, transmiten lo que ha pasado y tal vez, lo que vaya a venir, el objeto de esta exposición es mostrar esa riqueza de los rasgos y de la experiencia humana en algunos oficios mediante el retrato», cuenta Gil.

La exposición está acompañada de una hucha llamada a recaudar fondos para la asociación de esclerosis múltiple de Gipuzkoa, Ademgi, una enfermedad que Julián conoce de cerca, al padecerla uno de sus hermanos. Hasta la fecha, han sido varias las colectas en las que ha participado a favor de esta causa, una de ellas en navidades, con una venta solidaria de fotos de Ikatza cuya recaudación fue para Ademgi y otra el pasado septiembre, con la colocación de otra hucha en la exposición 'Legazpiarrak' que por aquel entonces montó en la casa de cultura.

Fotos

Vídeos