Pasado y presente, juntos en la papelera

Vistosa exhibición del herrero Ricardo Mediavilla en una jornada que aunó pasado y presente. /CRISTINA LIMIA
Vistosa exhibición del herrero Ricardo Mediavilla en una jornada que aunó pasado y presente. / CRISTINA LIMIA

Lenbur contó su historia desde la mirada de antiguas trabajadoras de la fábrica legazpiarra

CRISTINA LIMIA

Pasado y presente se encontraron ayer en la antigua papelera de Legazpi, convertida en el Museo Chillida Lantoki, donde la fundación Lenbur muestra el proceso de elaboración de las colosales obras del escultor Eduardo Chillida. El pasado hizo acto de presencia de la mano de las mujeres que trabajaron en esta fábrica, en la que desde 1805 hasta su cierre en 1999 se llegó a producir desde cartón y papel de estraza, hasta papel para sacos de pienso, para empapelar paredes o para explosivos, fieltros para los abrigos del ejército y moquetas.

Olatz Conde condujo una amena visita por la papelera.
Olatz Conde condujo una amena visita por la papelera.

A ellas les tocó tirar del carro en una época especialmente difícil, los años de la guerra civil. Muchos de los obreros fueron al frente y las mujeres entraron a cubrir sus puestos, capeando con la escasez de materias primas, de energía, de pedidos y de mano de obra, lo que hizo que muchas fábricas cerraran. La responsable de Lenbur, Olatz Conde, puso voz a las vivencias de esas mujeres, algunas de las cuales estuvieron en la visita. El acto unió lazos con el presente a través de dos artistas que hoy en día tienen abiertos sus talleres en el ámbito de la papelera, el escultor Juan Mari Burguera y el herrero Ricardo Mediavilla. Juntos ofrecieron una visita única, a la que acudieron muchos vecinos atraídos por la historia de aquellas mujeres y la admiración por el trabajo de Burguera y Mediavilla.

Juan Mari Burguera ante una de sus obras, alegoría a Arantzazu.
Juan Mari Burguera ante una de sus obras, alegoría a Arantzazu.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos