La lucha contra la violencia hacia las mujeres empieza por las aulas

Estudiantes de bachillerato de Haztegi durante el acto de sensibilización realizado el día de mercado.  /
Estudiantes de bachillerato de Haztegi durante el acto de sensibilización realizado el día de mercado.

El 25 de noviembre sirvió para visibilizar múltiples formas de educar en la empatía, la identificación de las agresiones y la respuesta colectivaLos colegios trabajan con sus alumnos las herramientas para hacerle frente

CRISTINA LIMIA LEGAZPI.

A la marea de concentraciones, declaraciones institucionales, charlas, proyecciones... organizadas en torno al 'Día internacional contra la violencia hacia las mujeres', hay que sumar, con más fuerza que nunca, la voz de los niños y jóvenes, con los que desde los centros educativos y el área de Igualdad de la Mancomunidad de Urola Garaia se trabajan las herramientas para hacerle frente. El pasado 25 de noviembre sirvió, entre otras muchas cosas, para visibilizar las múltiples formas de educar en la empatía, la autoestima, la identificación de las agresiones y cómo responder ante ellas. Los escolares de Haztegi y Domingo Agirre han realizado numerosas actividades alrededor de esta fecha, adaptadas a cada edad.

En Haztegi se adentraron en el tema mediante vídeos, mensajes, canciones, la realización de un mural... En el caso de los estudiantes de bachillerato, compartieron sus alegatos con el resto de vecinos acudiendo al mercado semanal del viernes para leer un manifiesto redactado por ellos mismos y exponer varios paneles que habían realizado a modo de sensibilización. «Somos mujeres, libres y valiosas, independientes y autónomas, diferentes, sabias, fuertes y poderosas, nosotras elegimos qué vestimos, cuándo contestamos a un mensaje de Whatsapp, si salimos con nuestras amigas o no, con quién hablamos... y a la hora de hacer frente a todas las formas de violencia machista, no estamos solas», reivindicaron los estudiantes de la ikastola.

En Domingo Agirre, las actividades se desarrollaron bajo el paraguas de un lema no menos importante: 'Ez ikusiarena ez egin-No hagas como que no lo has visto'. Los cuentos fueron el instrumento empleado por el colegio para transmitir a los alumnos los valores de respeto y capacidad de decisión propia, el reconocimiento de las distintas situaciones de agresión y el poder de ofrecer una respuesta individual y colectiva firme ante ellas. Junto a ello, toda la comunidad escolar, desde padres y madres, hasta niños y profesorado, formaron un mosaico con la frase 'Ez ikusiarena ez egin' en el patio del colegio.

Además, tanto Haztegi, como Domingo Agirre, participan en la campaña de la Diputación 'Denok zu!', dentro de la que se enseña a los alumnos qué es la violencia de género en un lenguaje adecuado a su edad y se trabajan los buenos tratos hacia uno mismo y hacia los demás.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos