Legazpi despide a José Mari Urcelay

José Mari Urcelay en la última entrevista concedida a DV.
/LIMIA
José Mari Urcelay en la última entrevista concedida a DV. / LIMIA

Su labor como informador local deja una importante estela de publicaciones sobre la historia del municipio

CRISTINA LIMIA LEGAZPI.

La localidad amanecía ayer con la triste noticia del fallecimiento de José Mari Urcelay, cuya labor como informador local ha dejado un importante poso en forma de crónicas y libros sobre la historia de Legazpi. Nacido el 30 de noviembre de 1933 en Durango, el bombardeo sufrido por dicha localidad hizo que tuviera que marcharse de allí a temprana edad. El destino lo trajo a Legazpi, donde ha residido desde los 4 años. Como la mayoría de su generación, tuvo que empezar a trabajar apenas estrenada la adolescencia. A pesar de ello, su vocación informativa encontró camino. Durante décadas, José Mari compaginó su puesto en la fábrica de Patricio Echeverría con el oficio de cronista local en diferentes medios de comunicación, tanto de radio, como de prensa escrita, habiendo sido corresponsal de EL DIARIO VASCO durante 14 años. «Fue un trabajo que realicé con mucha ilusión, siempre tienes tus contrariedades y tus satisfacciones y admito que he sido un hombre obsesionado por el ámbito cultural, principalmente, por una razón y es la frustración de mi primera etapa escolar, siempre tuve el anhelo de que no se repitiera lo mismo que me ocurrió a mí, lo que me llevó a involucrarme en distintas entidades y ayudar en lo posible desde la corresponsalía, estando al servicio de esos objetivos», declaraba el propio Urcelay en una entrevista ofrecida a este medio.

A pesar de haberse jubilado como cronista del DV en el año 2000, José Mari nunca perdió el afán por Legazpi y por su historia. «Después de tantos años como corresponsal, le coges un cariño muy especial al pueblo y siempre quieres saber más sobre los acontecimientos que marcaron y marcan su devenir» explicaba.

Esa inquietud le llevó a hurgar en la historia de Legazpi durante el importante periodo comprendido entre los años 1880 y 2000. Pasó innumerables horas recopilando información en archivos municipales, buscando datos en lugares como la parroquia, el juzgado o las entidades locales, recurriendo a una extensa bibliografía y entrevistando a familiares de personas que vivieron algunos de los episodios más significativos de la época. Fruto de aquella inmensa labor, nació la trilogía de libros 'Legazpi siglo XX', un trabajo de incalculable valor informativo sobre nuestro pueblo.

El primer ejemplar de la saga veía la luz en el año 2010, bajo el título 'Hitos en el camino hacia la modernidad'. La publicación parte de 1880, año en el que se cerró la última ferrería en Legazpi (Bengolea) y llega hasta el final de la guerra civil, uno de los capítulos más difíciles de abordar para Urcelay. «Siempre me preocupó el hecho de poder reabrir heridas con ello, un día le comenté este miedo al presidente de la sociedad de ciencias Aranzadi y me contestó que no tuviera la menor duda de que la información debía salir, me dijo textualmente: mientras no recobremos la dignidad que perdimos, esto no tiene solución y la única manera de recobrarla es conociéndola», mencionada Urcelay.

El segundo libro de la saga, '1940-1975 Vivencias de un cronista local', fue publicado en 2013, abarcando una época que José Mari vivió en primera persona, como informador local, pero sobre todo y especialmente, como parte de una generación que no estuvo en la guerra, pero sí padeció sus consecuencias. «El hambre materializada en las cartillas de racionamiento, la precariedad escolar, la necesidad de ser obrero a los 15 años sin cualificación para nada... son circunstancias que compartimos todos aquellos que formamos parte de esta generación, siendo vivencias que indudablemente nos marcaron», reconocía. En este libro retrata, entre otros, la gran paradoja de que la dureza de la posguerra coincidiera en el tiempo con la mayor expansión histórica de Legazpi, que pasó de 2.840 a 10.205 habitantes debido al desarrollo industrial y el auge de Patricio Echeverría, que fue construyendo el pueblo a medida de las necesidades que el mismo iba generando con su actividad empresarial.

Urcelay presentaba el año pasado la tercera obra de su trilogía, titulada '1975-2000. El final de un ciclo industrial'. Lo hacía el 30 de noviembre, coincidiendo con su 83 cumpleaños. Reconocía entonces que «había sido su libro más difícil» y anunciaba que se trataba del último. «Me despido de esta labor con total necesidad, el cansancio y la salud ya me empezaron a dar señales en el segundo libro y han hecho especialmente dificultoso el tercero, para mí ha sido un trabajo arduo y complicado, a pesar de ello, debo agradecer la respuesta de los legazpiarras, que siempre ha sido muy buena conmigo», valoraba en aquel momento.

No obstante, jamás dejó de escribir. El pasado 14 de octubre sin ir más lejos, se publicaba en esta misma crónica su último reportaje, dedicado a los 150 años de la fundación de la banda local.

Junto a la trilogía sobre Legazpi en el siglo XX, José Mari Urcelay deja como legado una extensa colección de libros: 'Ilintxa 50. urteurrena' (1996), 'La música y sus protagonistas legazpiarras en el siglo XX' (2005) e 'Historia del abastecimiento y tratamiento del agua en Legazpi' (2006). También fue miembro del equipo de autores de las publicaciones colectivas 'Ferrerías en Legazpi' (1980) y 'Los Bikuña en la historia de Legazpi' (1991), además de participar en los cuadernos divulgativos de la asociación Burdinola.

A su extensa cosecha bibliográfica se suma la personal, habiendo contraído matrimonio con María Lourdes Fernández, unión de la que nacieron tres hijos, María Ángeles, José Mari y Miren. En palabras del propio Urcelay, la familia fue siempre «el gran apoyo» en todos sus proyectos. Su fallecimiento tenía lugar el viernes por la noche y la conducción se realizará hoy, tras la misa de doce, en la parroquia Nuestra Señora de la Asunción. Allí mismo será oficiado el funeral por el eterno descanso de su alma, mañana, a las siete de la tarde.

Fotos

Vídeos