Muere un legazpiarra de 88 años tras quedar atrapado bajo su tractor en la huerta

El coche de la funeraria, a la izquierda, traslada el cuerpo sin vida del fallecido en Legazpi./ALATZANE
El coche de la funeraria, a la izquierda, traslada el cuerpo sin vida del fallecido en Legazpi. / ALATZANE

La víctima mortal, Luis Olabide, volcó con el vehículo en el terreno del caserío Mirandaola, junto a la histórica ferrería

A.L.
A.L.

Un vecino de Legazpi de 88 años falleció ayer por la tarde tras sufrir un trágico accidente mientras conducía un tractor en la huerta del caserío Mirandaola, en el barrio Telleriarte. Según informó el Departamento vasco de Seguridad, el siniestro ocurrió minutos antes de las siete de la tarde cuando, por causas que se desconocen, el hombre volcó con el vehículo agrícola y quedó atrapado bajo sus ruedas. La víctima mortal es Luis Olabide, antiguo guardés de la ferrería de Mirandaola. Era viudo, y tenía cuatro hijas. Una de ellas es Koldobike Olabide, actual alcaldesa del municipio del Alto Urola.

Una persona del caserío dio la voz de alarma sobre las 18.50 horas, según indicaron desde Seguridad. Al parecer, el legazpiarra se encontraba preparando el terreno de la huerta para alguna plantación cuando, por algún motivo, entre los cuales no se descarta haber sufrido alguna indisposición previa, perdió el control del tractor y volcó, quedando el hombre atrapado bajo las ruedas del vehículo. El caserío se encuentra junto a la histórica ferrería.

Hasta el lugar de los hechos se desplazaron bomberos del parque foral. También acudió personal sanitario en una ambulancia. Tras sacar al hombre de los bajos del vehículo, le fueron practicadas maniobras de reanimación aunque sin éxito, ya que el hombre falleció. El cadáver quedó cubierto con una sábana hasta la llegada de un médico forense. Familiares de la víctima se acercaron al caserío nada más conocer la noticia.

Luis Olabide nació en Mazkartiko Errota, caserío que se encontraba en el solar que ocupa actualmente la ferrería, aunque luego se trasladó junto con su familia al caserío Mirandaola. Junto a su mujer, Pilar Huelga, que falleció en 2011, fueron durante años los encargados de abrir la puerta de la ferrería a las visitas, y preparar la capilla para celebraciones.

Los accidentes mortales en labores agrícolas no son frecuentes pero ocasionalmente se han cobrado vidas. En junio del año pasado, un hombre falleció al quedar atrapado bajo el tractor que conducía en Belauntza mientras realizaba labores particulares en terrenos cercanos a su caserío. El accidente mortal tuvo lugar a las 9.10 horas en una campa lindante con la carretera GI-2130, a la altura de la recta de Gure-Txokoa, en el término municipal de Belaun-tza, cuando por causas que se investigan el tractor que conducía, que transportaba un remolque cargado de piedras, volcó.

La víctima quedó atrapada bajo el vehículo sin que los efectivos policiales y sanitarios desplazados hasta el lugar pudieran hacer nada para reanimarle.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos