Una final de fútbol 7 sin precedentes

Los finalistas Unai Zubillaga de A-Ruinatzen, Mikel Goitia de Aztiri Bulls, Iñigo Puga de Isotopos y Ander Gordoa de Burkina Faso.
Los finalistas Unai Zubillaga de A-Ruinatzen, Mikel Goitia de Aztiri Bulls, Iñigo Puga de Isotopos y Ander Gordoa de Burkina Faso. / LIMIA

Cuatro equipos lucharán hoy por las copas Aiztonaga y Legazpiko Gazteak en el marco del décimo aniversario del campeonato

CRISTINA LIMIALEGAZPI.

Diez años separan a la primera final del campeonato de fútbol siete organizado por Legazpiko Gazteak de la que se disputará hoy, a partir de las 11.00 horas, en el campo de Bikuña. Aquella vez ganó La Peña + Ruin con un resultado de 7-0 frente a Burkina Faso. Hoy los finalistas son cuatro, a tenor de las dos liguillas en las que se ha dividido el torneo a mitad de camino como despliegue especial de las celebraciones de su décimo aniversario.

La competición de este año ha reunido a 32 equipos y 414 jugadores, con los que se han formado 8 grupos. Los dos primeros clasificados de cada grupo han luchado por la Copa Aiztonaga y los dos últimos por la Copa Legazpiko Gazteak.

Finales en Bikuña
A las 11.00 Copa Legazpiko Gazteak con Burkina Faso contra Isotopos. A las 12.30 Copa Aiztonaga con A-Ruinatzen contra Aztiri Bulls.
Comida en la azoka
A las 15.00, con 520 personas apuntadas.
Sobremesa
Proyección de un documental sobre estos 10 años de campeonato, entrega de premios y DJ. A las 19.00 actuación de la electrocharanga 'Burrunba'.

Unai Zubillaga, Mikel Goitia, Iñigo Puga y Ander Gordoa ponen rostro a los cuatro equipos que hoy jugarán esta final sin precedentes.

Veteranos contra jóvenes

Los equipos A-Ruinatzen y Aztiri Bulls se batirán por la Copa Aiztonaga a las 12.30 horas. Será un pulso entre la veteranía del primero y la juventud del segundo. «La cosa estará muy ajustada», prevé Unai Zubillaga de A-Ruinatzen. A sus 42 años, ha participado en el campeonato desde sus inicios con diferentes equipos, habiendo sido subcampeón una vez y tercero hasta en tres ocasiones. Se trata del tercer año que juega con A-Ruinatzen. La mayoría de la plantilla ronda los 34 años y cuenta con varias finales a sus espaldas. «Creo que la clave está en el buen ambiente que tenemos entre nosotros, perdimos el primer partido por 2-1, al fin y al cabo apenas jugamos a fútbol durante todo el año... pero después nos fuimos animando y el día que superamos la primera fase fue decisivo, era un partido al que llegábamos con nueve jugadores, los nueve más malos... hacía un calor de la leche, a uno le dolía la espalda, a otro la pierna... pero ganamos y nos vinimos arriba», relata. Unai reconoce que sus contrincantes de Aztiri Bulls vienen pisando fuerte. «Son potentes, demasiado, tienen juventud y van con garra a por el balón», describe. ¿Cómo lidiar con ello? «Somos un poco azeris... tiraremos de nuestra experiencia», señala. El jugador de A-Ruinatzen vaticina un resultado de 2-1, con victoria para los suyos.

Mientras, en las filas de Aztiri Bulls la ilusión es palpable. Llegan a la final por primera vez tras siete años tomando parte en el torneo. El equipo está formado por jóvenes de 22 y 23 años que siempre han jugado juntos a fútbol. Mikel Goitia explica que este año se han fusionado con otro equipo de la misma quinta (nacidos en 1994), lo que les ha proporcionado más músculo como plantilla. «Creo que esta unión ha sido una de las razones por las que estamos aquí, empezamos el campeonato con muy buen pie, para nosotros fue toda una inyección de confianza empatar contra The Kulebras, el único equipo que ha logrado ganar tres veces este torneo», cuenta el jugador de Aztiri Bulls. Sobre el adversario, A-Ruinatzen, destaca que «es gente buena y con mucha experiencia». Ante ello, considera que el punto fuerte de su equipo reside en formar una cuadrilla que se conoce muy bien en el campo, unido a la motivación de toda primera final. «No esperábamos llegar tan lejos y tenemos mucha ilusión», indica. Al igual que su rival, depara un apretado 2-1 en el marcador, pero a favor de Aztiri Bulls por supuesto.

Un histórico ante la revelación

Un poco antes, a las 11.00 horas, la Copa Legazpiko Gazteak enfrentará a uno de los equipos con mayor carisma dentro de la historia del campeonato como Burkina Faso (dos veces ganador, dos veces subcampeón y tercero en una ocasión) y al conjunto revelación de esta segunda liguilla nacida del décimo aniversario, Isotopos.

Tanto Ander Gordoa de Burkina Faso, como Iñigo Puga de Isotopos, comparten la convicción de que marcar el primer gol es determinante en este tipo de partidos. «Empezar con el marcador a favor es el objetivo y de ahí en adelante, seguir haciendo el mejor juego posible y acabar cada jugada», señala Ander Gordoa, quien describe a Isotopos como un rival «potente». El componente de Burkina Faso participa desde el principio en el torneo y conoce bien la final, habiendo saboreado las mieles de la victoria y el polvo de la derrota con su equipo, integrado por jugadores nacidos en 1990. Hoy pronostica un resultado de 4-2 a su favor.

Para Isotopos en cambio, será la primera final. El equipo no había pasado de octavos hasta ahora. «Llegamos una vez y perdimos justo contra Burkina Faso», recuerda Iñigo Puga. Hoy les gustaría quitarse esa espinita clavada. Estamos ante un conjunto formado por jóvenes de la misma cuadrilla, nacidos en 1995, entre los que apenas hay cuatro jugadores de fútbol como tal. Se muestran con ganas e ilusión, aunque saben que tienen delante a un gran rival. «Nosotros saldremos sin presión, a disfrutar y a hacerlo lo mejor posible, habrá nervios, pero creo que se pasarán rápido», indica el joven, quien predice un marcador de 2-1 con victoria para Isotopos.

No obstante y antes de haberse disputado la final, todos coinciden en proclamar a una ganadora indiscutible, la organización de Legazpiko Gazteak Kirol Elkartea, a la que dan las gracias por brindar este sensacional campeonato a Legazpi.

Fotos

Vídeos