Diez años después, la historia se repite

A-Ruinatzen, campeones de la Copa Aiztonaga. / GORKA GÓMEZ

Los equipos A-Ruinatzen e Isotopos se alzaron campeones de una espectacular final de fútbol siete

CRISTINA LIMIA LEGAZPI.

Los mismos jugadores, pero con diez años más encima y todos los pros y los contras que ello conlleva sobre el terreno de juego, algunos convertidos ya en aitatxos, con un día a día alejado del balón... han vuelto a proclamarse campeones del torneo de fútbol siete organizado por Legazpiko Gazteak, al igual que lo hicieron en la primera final, allá por el año 2008. Entonces jugaban con el equipo La Peña + Ruin. Actualmente forman A-Ruinatzen, resultado de su fusión con otro equipo, Loratzen, y de la repesca de jugadores que han recorrido diversas formaciones durante estos diez años de competición. «Digamos que somos la suma de los que hemos ido quedando... cuando llegas a una edad como la nuestra, de 30 para arriba, cada vez somos menos los que seguimos jugando y nos juntamos uno de aquí y otro de allá, en nuestro equipo hay gente que es muy buena al fútbol, pero sobre todo, yo diría que nuestra baza ha sido el buen ambiente y el cachondeo, parece un tópico, pero es así», señala Unai Zubillaga. La gran final tuvo lugar el sábado, a las 12.30 horas, en el campo de Bikuña, donde A-Ruinatzen se batió contra Aztiri Bulls, «un rival joven y muy duro», reconoce Unai. «Fue un partido difícil, poco vistoso y con escasas oportunidades, estuvo muy reñido», indica. Los dos equipos empataron a uno y fue en la tanda de penaltis en la que A-Ruinatzen se impuso por 5-3, llevándose la preciada Copa Aiztonaga. Poco antes, a las 11.00 horas, se disputó la Copa Legazpiko Gazteak, correspondiente a la segunda liguilla desarrollada con los dos últimos clasificados de cada grupo de la competición bajo el objetivo de dar una mayor vida si cabe al torneo en su décimo aniversario. Aquí, Isotopos se enfrentó a Burkina Faso, llevándose la victoria por 3-2. «El comienzo del partido se nos hizo muy cuesta arriba, Burkina Faso marcó el primer gol a los 2 minutos de empezar y el segundo a los 10 minutos, nos fuimos al descanso con este marcador y con la moral bastante por los suelos, pero al volver al campo hubo varios jugadores que levantaron el ánimo, Unai Etxaniz fue todo un revulsivo, marcó dos goles y por último, Aitor Amayuelas logró el tercero», relata Iñigo Puga, de Isotopos. Después, la fiesta se adueñó de la azoka, donde se celebró una gran comida popular entre más de 500 personas. Le siguió la proyección de un audiovisual sobre la historia del torneo (que en breve será subido a YouTube y se difundirá a través de las redes sociales) y la entrega de premios por gentileza de los patrocinadores del torneo: Ilinti, la asociación de bares de la calle KTE, Attiko, Azpikoetxe, Ibargutxi Kirolak, Eider Kirolak, Komunonak, la imprenta Legazpi, Txomin Zubeldia, Zabadis y la carnicería Okela. Xabier López, de A-Ruinatzen, se llevó el título del 'Tigre de Aiztonaga' e Iker Pastrian, del equipo The Kulebras, el de 'Pitxitxi'. También se realizó un emotivo reconocimiento a Iker Azpeitia, Edurne González y Asier Díez, organizadores del campeonato desde sus inicios, quienes recibieron una placa en agradecimiento a su labor. Una sesión de DJ Txingudi y la actuación de la electrocharanga 'Burrunba' pusieron el broche a una jornada espectacular.

Temas

Legazpi

Fotos

Vídeos