El curso de verano, más participativo que nunca

Cuadrilla del curso de verano el viernes en Urbeltz, donde se despidieron con juegos y hamaiketako. / LIMIA

Un total de 232 niños han compartido actividades bajo la dirección de 22 jóvenes monitores de la localidad

CRISTINA LIMIALEGAZPI.

El viernes fue el último día del curso de verano organizado por el departamento de Euskera del Ayuntamiento, este año más participativo que nunca, con 232 niños inscritos y el correspondiente aumento de personas contratadas por el consistorio para su atención. Un total de 21 jóvenes de la localidad con título de monitor, a los que por segundo año, se ha sumado un coordinador con la formación de director de tiempo libre.

«La participación va subiendo año tras año, pero esta vez el incremento ha sido notablemente mayor, con 65 niños y 6 monitores más que el verano pasado», explican en el departamento de Euskera, desde el que realizan un satisfactorio balance del curso que acaba de finalizar.

La actividad cumple dos destacadas funciones. Por un lado, impulsa la utilización del euskera en el tiempo libre de los niños. Por otro, propicia el encuentro entre ellos, estrechando relaciones con nuevos compañeros con los que no coinciden en el mismo centro educativo y demás actividades extra escolares.

Juntos han disfrutado de numerosas actividades adaptadas a cada tramo de edad, desde juegos y talleres en las aulas, hasta salidas al 'Rincón del pan' de Brinkola, Mirandaola, el parque de Urtazar, la plaza, las piscinas... y una visita muy especial a Meazti Etxea, donde mantuvieron un encuentro con las personas mayores que residen en la casa e incluso compartieron juegos de antes.

El viernes tocó despedirse de amigos y monitores con una nueva remesa de juegos y hamaiketako especial.

Fotos

Vídeos