La Cruz regresará mañana a Mirandaola más ligera que nunca

La Cruz procesionó al descubierto por primera vez el año pasado. /
La Cruz procesionó al descubierto por primera vez el año pasado.

C. L. LEGAZPI.

Legazpi rememorará mañana uno de los episodios más enigmáticos de su historia, con la vuelta de la Cruz de Mirandaola a la ferrería donde fue hallada en el año 1580. Lo hará más ligera de equipaje que nunca, sobre el relicario y la nueva anda creadas por el escultor Juan Mari Burguera, que además de mostrar la pieza descubierta, reduce de 100 a 30 kilos el peso de todo el conjunto a cargar en la procesión. Esta última partirá a las 10.15 horas de la parroquia que salvaguarda la reliquia durante todo el año hasta Mirandaola, acompañada de ezpata dantzaris, txistularis de Goiz Deia y fieles. A su llega da, serán recibidos por media docena de ferrones, entre quienes el ferrón mayor les abrirá las puertas de Mirandaola, dando con este gesto inicio a una bonita jornada de fiesta alrededor de la ferrería.

No en vano, se trata del día más importante del año para los ferrones, que acogen la Cruz con un sentimiento bien diferente al desasosiego que, con gran probabilidad, sintieron sus antecesores aquel 3 de mayo de 1580, día de Santa Cruz, en el que después de la misa de la mañana acudieron a trabajar desoyendo el tercer mandamiento del catolicismo ('Santificarás las fiestas') y, en plena tarea, introdujeron 14 cargas de carbón vegetal al horno, junto al mineral suficiente como para extraer una pieza de 55 kilos de hierro.

En vez de eso, encontraron un bloque de cinco kilos con forma de cruz. El suceso y la propia Cruz fueron ocultados, teniendo que transcurrir medio siglo hasta que fuera declarado 'hecho milagroso' por el Obispo de Pamplona, que en 1633, durante una visita que realizó a la localidad vecina de Urretxu tuvo conocimiento de ello.

Misa y Ezpata Dantza

Mañana, con la llegada de la Cruz a Mirandaola, el párroco Iñigo Mitxelena oficiará una misa mayor al pie de la capilla. Será a las 11.00 horas, con la participación de las voces de Santikutz Abesbatza. Acto seguido, dantzaris de los grupos de baile Sustraiak y Korosti bailarán juntos la Ezpata Dantza en honor a los ferrones. Al igual que el pasado 3 de mayo, la joven Idoia Narbaiza coronará la figura de 'la rosa', siendo alzada por sus compañeros en el ecuador del baile de espadas. A continuación, los ferrones se pondrán manos a la obra, poniendo en marcha la forja.

Los niños entrarán en escena a las 12.30 horas, protagonizando una alegre romería en el frontón de hierro de Mirandaola. Habrá ocasión de ver a los dantzaris txikis de los grupos Korosti y Sustraiak, a los bertsolaris de Haztegi y la bertso eskola, a los trikitilaris de la escuela de música Doinua y a los escolares del colegio Domingo Agirre, que representarán el teatro sobre el 'Milagro de la Cruz de Mirandaola'. El ambiente festivo continuará con una comida popular a las 14.00 horas, juegos infantiles de la mano de Lenbur de 15.30 a 17.00 (también estará abierto el bar), la romería de los hermanos Elustondo a las 16.00 horas y la vuelta a Legazpi en kalejira con la txaranga Urolatarrak y los gigantes a las 18.30 horas. Junto a todo esto, los txistularis de Goiz Deia ofrecerán un pasacalle a las 9.00 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos