La Corporación Municipal aprueba la estrategia 'Legazpi Klima 2030'

Aprobación de la nueva estrategia por unanimidad, durante la sesión plenaria del miércoles./ LIMIA
Aprobación de la nueva estrategia por unanimidad, durante la sesión plenaria del miércoles. / LIMIA

Establece el marco para la lucha contra el cambio climático y el desarrollo sostenible de la localidad con 7 líneas principales y 72 acciones concretas

CRISTINA LIMIALEGAZPI.

La Corporación Municipal acaba de aprobar el marco para la lucha contra el cambio climático y el desarrollo sostenible de Legazpi, una estrategia bautizada con el nombre de 'Legazpi Klima 2030' en alusión al municipio que queremos llegar a ser en el año 2030, que ha sido trabajada por técnicos, políticos, vecinos y asociaciones durante lo últimos 14 meses y que el pasado miércoles cumplía el último trámite para su entrada en vigor, recibiendo el visto bueno del Pleno con el voto a favor de sus trece concejales.

Antes de ello, Eric Gálvez, responsable del área de Medio Ambiente, realizó un extenso repaso al camino recorrido por Legazpi en esta materia. «En 1998, el Ayuntamiento firmó la carta de Aalborg, estableciendo su compromiso por la sostenibilidad; en 2008, el Pleno aprobó el tercer Plan de Acción vigente hasta el momento, su última revisión se realizó en 2014 y en este momento se considera ya agotado; junto a ello y más allá de la sostenibilidad, en 2009 Legazpi inició su camino en la lucha contra el cambio climático, materializando un paso significativo en 2015 con la adhesión a la iniciativa internacional 'Compact of Mayors', con la que adquiría, entre otros, compromisos de mitigación y adaptación al cambio climático», explicó.

«Como consecuencia de la asunción de dichos compromisos y de la necesidad de renovar el Plan de Acción Local, el Ayuntamiento decidió realizar el cuarto Plan de Acción Local y los planes de adaptación y mitigación al cambio climático de forma confluente, siendo pioneros en este sentido con la elaboración de la estrategia 'Legazpi Klima 2030'», indicó el concejal.

«Con todo ello se definió una visión de cómo queríamos que fuera Legazpi en 2030, dando como resultado un Legazpi pensado para las personas, que logre una mejor calidad de vida para su ciudadanía a través del desarrollo de una sociedad equitativa, diversa y cohesionada, una economía vibrante y un consumo equilibrado, con procesos participativos y democráticos, todo ello viviendo en armonía dentro de los límites de la naturaleza», describió. «Esta visión nos llevó a definir unas metas, detallar y trazar los pasos que debíamos dar para conseguirlas y desarrollar programas compuestos por actuaciones concretas», contextualizó.

Llamada a hacerlo realidad

El portavoz de Irabazi, Alberto Bezunartea, valoró positivamente el trabajo realizado y emplazó a poner los recursos necesarios para que las acciones contempladas se hagan realidad. «Nuestro grupo ha participado activamente y de forma constructiva en las reuniones de trabajo mantenidas, ahora esperamos que se apueste decididamente por ello y que se destinen las partidas pertinentes dentro del Presupuesto de 2018, en las enmiendas presentadas por Irabazi al Presupuesto Municipal de 2017 ya incluíamos muchas de las medidas recogidas en este plan, entre ellas, el contratar a una persona en apoyo a la técnica de medio ambiente, realizar campañas de sensibilización y formación, la monitorización de los consumos municipales de agua, electricidad, combustible... sumando más de 117.000 euros de inversión en medio ambiente, creemos que es un área muy importante a la que no se da suficiente relevancia, hay que destinarle mucho más dinero», expuso.

Desde el PSE-EE, Óscar Valbuena habló de la necesidad de «repensar nuestros municipios» e indicó que «Legazpi debe contribuir a un mejor crecimiento, un mejor clima y la reorientación del modelo tradicional de desarrollo hacia premisas de mayor eficiencia en la producción y consumo de recursos que faciliten una recuperación económica sostenida en el tiempo, generando prosperidad y empleo, favoreciendo la innovación en la producción de bienes y servicios y liberando rentas hoy despilfarradas que podrán ser reinvertidas en objetivos que merecen mayor prioridad, como políticas sociales, servicios públicos, investigación e innovación, aspectos en los que Legazpi no puede quedarse atrás», apuntó. «Creemos que, entre todos, se ha realizado un buen trabajo en la estrategia 'Legazpi Klima 2030' y será responsabilidad de todos llevarla a cabo», instó, al mismo tiempo que dio las gracias a la ciudadanía y a los técnicos por la labor realizada.

La portavoz de EH Bildu, Sagrario Etxabe, destacó diversos aspectos de la nueva estrategia. «Tenemos entre las manos un plan sobre un tema tan importante como el medio ambiente, un marco a largo plazo hasta 2030, que nos ofrece una base, pero al mismo tiempo, es flexible ante los cambios que puedan ser necesarios, se ha desarrollado con un proceso de participación y cuenta con siete líneas estratégicas, en cada una de las cuales se han marcado unos objetivos, para los que se contemplan unas acciones, con un responsable, unos plazos... se ha hecho un trabajo magnífico», describió. «Algunas acciones requerirán un análisis previo de la situación, como se está efectuando en estos momentos, por ejemplo,con el PERCO en el comercio local, otras ya se están llevando a cabo y se apuesta por su continuidad, como pueden ser las visitas a los baserritarras, junto a ello, existen acciones que se venían realizando y que no han tenido continuidad, como el compostaje comunitario, sobre las que se plantea un seguimiento y proceso de mejora», enumeró. «Tenemos una valiosa guía, pero ahora hay que ponerse a trabajar en sus estrategias, acciones y partidas económicas para llevarla a cabo», instó.

Desde el PNV, Javier Iraeta felicitó a todos los participantes del proceso. «Estamos de acuerdo en que se ha hecho un gran trabajo entre todos y en que tenemos una valiosa guía sobre la que dar los pasos en beneficio de Legazpi», concluyó.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos