Asier Berasategui (Entrenador del Club Judo Legazpi): «El judo y el jiu jitsu son mucho más que lucha, aúnan deporte y valores»

El entrenador Asier Berasategui (fila de abajo, primero por la izquierda) junto a sus alumnos.
El entrenador Asier Berasategui (fila de abajo, primero por la izquierda) junto a sus alumnos. / LIMIA

El tatami de Bikuña se prepara para una nueva temporada, llena de retos dentro y fuera de la competición

CRISTINA LIMIALEGAZPI.

El próximo martes, 12 de septiembre, arranca una nueva temporada de judo y jiu jitsu en el polideportivo de Bikuña. El entrenador Asier Berasategui (segundo Dan de judo, jiu jitsu y defensa personal) se encargará de llevar el barco del club de Legazpi junto a José Manuel Paternain, presidente y alma máter de las artes marciales en nuestra localidad. Berasategui habla de los ilusionantes planes para el nuevo curso y de las virtudes de un deporte «lleno de valores», describe.

-¿Cuáles serán los retos de la nueva temporada?

-En cuanto al jiu jitsu, vislumbramos las competiciones internacionales a las que aspira Jon Odriozola. Como hasta ahora, las queremos mantener en nuestro calendario, para ello, tendremos que trabajar muy duro y dar la talla en las copas de España y campeonatos nacionales, a fin de asegurarnos el puesto necesario en el ranking para ser seleccionados. Nos hemos puesto como objetivo asistir al Campeonato de Europa cadete de 2017 en Bucarest y al Mundial júnior de jiu jitsu de 2018 en Abu Dabi. Son muchos los chavales del club que quieren seguir los pasos de Jon y trataremos de ofrecerles motivación y preparación para las diferentes copas de España.

-¿Y en judo?

-El abanico de competiciones es más amplio y son muchos los judocas, desde alevines hasta sénior, los que pueden aspirar a puntuar en ellas. Como siempre, los campeonatos territoriales y autonómicos serán nuestra prioridad, ya que con ellos se lograría el pase a los campeonatos nacionales a los que tanto ansiamos llegar. Por supuesto, no queremos olvidar que nuestro objetivo principal, el de cada año, es poder seguir formando a jóvenes en los valores del judo, ya que creemos firmemente que los valores físicos, psicológicos y sociales que aporta son una de las mejores formas de educar a los jóvenes de hoy en día.

-¿Qué logros destacaría de la temporada anterior?

-Considero que hemos vivido hitos importantes tanto competitivos, como formativos. Por citar algunos, a nivel de competición, destacaría la medalla de oro de María Clavero en el Campeonato de España sénior de jiu jitsu, la medalla de bronce de Jon Odriozola en el Campeonato de España sénior de jiu jitsu, las siete medallas de nuestros alevines en el Campeonato de Gipuzkoa de judo -para ellos la máxima competición a la que pueden aspirar-, un segundo puesto en el ranking de clubes de judo a nivel alevín, las medallas de bronce de Felipe Madera y Jon Odriozola en el Campeonato de Gipuzkoa júnior de judo y la selección y participación de Jon Odriozola en el Campeonato de Europa y en el Mundial cadete de Jiu Jitsu.

-¿Y fuera de la competición?

-Destacaría el reconocimiento brindado por el Ayuntamiento de Legazpi a José Manuel Paternain por toda una vida dedicada al judo, más de 40 años. Para mí, personalmente, también fue una temporada importante, en la que me nombraron árbitro nacional de judo.

-¿Qué diría a aquellos niños, padres y madres que sienten curiosidad por el judo y el jiu jitsu, pero todavía lo ven con recelo por su carácter de lucha?

-Efectivamente, es un arte de lucha, pero se puede entender de dos formas. En nuestro club, hay judocas a quienes les encanta la competición y se entrenan para ello, ofreciendo la visión más común del judo, la que vemos en televisión, en Internet... Sin embargo, tenemos judocas que no compiten y que asisten a los entrenamientos con el fin de realizar deporte, mantenerse en forma y aprender un arte marcial en compañía de amigos y de una manera divertida.

-¿Qué beneficios reporta?

-Para los niños es un deporte magnífico, ya que aúna muchos de los valores físicos y sociales que necesitan durante su desarrollo. Empezamos a impartir clases desde los 4 años. A los menores de 10 años no se les orienta a la competición, sino a un desarrollo físico y psicomotriz a fin de desarrollarlos como jóvenes deportistas. Es partir de los 10 años cuando, poco a poco y siempre que ellos lo deseen, se empieza a vislumbrar la competición. Si ellos lo eligen, se comienzan a trabajar de forma muy sutil y a un nivel muy bajo los aspectos del judo en competición. Por tanto, no hay que verlo como un deporte meramente de lucha, ya que el mismo judo puede ser entendido como una herramienta para conseguir otros fines más profundos que la sola competición. Por poner un simple ejemplo, el judo nos enseña a caer al suelo ante un empujón o un tropezón, sin hacernos prácticamente daño o menos daño del que nos haríamos si no supiéramos caer. También nos ofrece la posibilidad de ganar confianza en nosotros mismos, de superar la timidez y el miedo escénico.

-¿Y cómo animaría a aquellos adultos que quieren, pero no se atreven a dar el paso?

-Les invito a que vengan al club, a que hablen con nosotros y lo prueben, sobre todo que lo prueben. No diré que es fácil, es un deporte duro, donde hace falta espíritu de sacrificio, como en cualquier otro deporte. Tal y como dije antes, no hay que ver el judo como un arte de combate, sino como una herramienta para conseguir un fin mayor: hacer deporte, mantener el físico... que luego puede derivar, por ejemplo, en la defensa personal. Además, estar en un club puede servir de motivación extra, es diferente hacer ejercicio en solitario que junto a otros compañeros.

-¿A usted personalmente, qué le aporta?

-Serenidad, felicidad... me llena por dentro de una forma increíble. El poder enseñar a los demás lo que uno sabe, ver cómo evolucionan los chavales y ver cómo el judo consigue influir positivamente en ellos es muy satisfactorio. Me siento muy a gusto cuando imparto las clases y cuando me sumerjo en el mundo del Judo.

-¿Cuándo abren el plazo de inscripción?

-La inscripción puede realizarse durante todo el año. De todos modos, antes de formalizarla, nosotros siempre aconsejamos que, tanto niños, como adultos, vengan a probar y a disfrutar unos días, que valoren por ellos mismos si les gusta .

Fotos

Vídeos