Diario Vasco

Un polideportivo más sostenible

Iñigo Imaz y Peio Garmendia bajo los cuatro nuevos ventiladores de aire caliente 'Fancoil' que evitan la condensación en la cancha.
Iñigo Imaz y Peio Garmendia bajo los cuatro nuevos ventiladores de aire caliente 'Fancoil' que evitan la condensación en la cancha. / LIMIA
  • El Ayuntamiento acaba de acometer tres importantes reformas en Bikuña

  • Proporcionarán el ahorro de 20.000 euros anuales en energía, el fin de la condensación en la cancha y dejar de verter agua al río, entre otros beneficios

El concejal de Deportes Iñigo Imaz y el técnico municipal Peio Garmendia dieron ayer a conocer las últimas reformas realizadas en el polideportivo de Bikuña, actuaciones que quizás no se perciban a primera vista, pero que mejoran considerablemente el funcionamiento de las instalaciones deportivas de Legazpi y las hacen más sostenibles.

Una de ellas ha consistido en cambiar el filtro que depura el agua de la piscina. «El anterior tenía cerca de 30 años y venía avisando de que hacía falta reemplazarlo desde hacía tiempo, vivimos varios episodios complicados y el tema nos preocupaba, su renovación no estaba presupuestada para 2015 y la marcamos como prioritaria para 2016», indicaba Iñigo Imaz. El Ayuntamiento ha invertido 26.000 euros en el nuevo filtro, encargado de gestionar la limpieza de los 600.000 litros que contiene la piscina. Su tamaño es inferior al anterior (de 1,4 metros de diámetro y 2,10 metros de altura) y emplea el mismo método de depuración, basado en arenas de sílice, por las que el agua pasa en diferentes fases y regresa limpia a la piscina, no sin antes haberla 'aditivado' para devolverle sus valores.

Mayor eficiencia energética

Otra de las novedades ha sido la adquisición de una máquina que proporciona una mayor eficiencia energética a las instalaciones. «El departamento vasco de Sanidad obliga, por ley, a vaciar o renovar un total de 15.000 litros de agua de la piscina al día, hasta ahora, esa cantidad se echaba de golpe al río a unos 28 grados de temperatura tras haber pasado por los pertinentes sistemas de declorado etc, la nueva máquina nos permite hacerlo de forma paulatina, renueva 1.000 litros por hora, robando el calor al agua que sale y aplicándoselo al agua nueva que entra», explicaba Peio Garmendia. «Se llegan a robar aproximadamente 24 grados de calor al agua expulsada, que sale a unos 3 o 4 grados de temperatura», incidía. «En cuanto al agua nueva, logramos ahorrar muchísima de la energía que antes se empleaba en calentar los 15.000 litros, el estudio de viabilidad realizado al respecto indica que ese ahorro será de 20.000 euros al año», apuntaba Garmendia.

La nueva máquina, made in Euskadi, ha costado 40.000 euros, por lo que, en base a los pronósticos realizados, será amortizada en dos años. También ha sido tramitada la petición de una subvención al Ente Vasco de la Energía, de la que el Ayuntamiento se encuentra a la espera de respuesta.

Otro de los grandes beneficiados será el río, ya que a partir de ahora, el agua de la piscina no se verterá al mismo, sino que será conducida a la red de saneamiento general, como en el caso del agua empleada en los hogares.

Adiós a la condensación

Por último, ha sido instalado en la cancha del polideportivo un nuevo sistema para evitar la condensación. «Era algo que los clubes venían demandando desde hace mucho, ya que la diferencia de temperatura entre el exterior y el interior generaba una gran condensación, llegando a mojar la pista, con el consecuente riesgo para los usuarios», señalaba Iñigo Imaz. «Dimos con un sistema sencillo y muy efectivo, cuyo coste ha sido de 30.000 euros, se basa en cuatro desestratificadores o ventiladores de aire caliente denominados Fancoil, cuyo calor es repartido por toda la cancha a través de diversos ventiladores, con ello se evita la condensación y se proporciona también una temperatura agradable al público de la grada», señalaba. «El calor además, es obtenido del circuito de agua caliente que va a las duchas, por lo que no supone un plus de energía», explicaba.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate