Diario Vasco

El Pleno recordó a las 74 víctimas legazpiarras del franquismo

Minuto de silencio en memoria de las víctimas locales del franquismo.
Minuto de silencio en memoria de las víctimas locales del franquismo. / LIMIA
  • La Corporación también aprobó las ordenanzas fiscales, congeladas para 2017 con excepciones como el IBI, principal motivo de desencuentro

El recuerdo de las 74 víctimas legazpiarras del franquismo sobrevoló el salón de Plenos del Ayuntamiento el miércoles, durante el minuto de silencio brindado por la Corporación Municipal a todas ellas.

El gesto se enmarcó dentro de una moción, presentada por EH Bildu y apoyada por todos los partidos, a través de la cual, «denunciaron el alzamiento militar, así como la guerra de 1936 y el posterior régimen dictatorial franquista».

Junto a ello, se comprometieron «a seguir amparando a las víctimas y a sus familiares con el objeto de hacer perdurar su memoria y a velar por que no se de ningún tipo de expresión ni legitimación del régimen franquista». Al mismo tiempo, mostraron su compromiso de «ofrecer consejo y asistencia material y jurídica a los vecinos del municipio que quieran presentar denuncias o querellas por ser víctimas directas o familiares de víctimas».

Acto seguido, la concejal de EH Bildu Sagrario Etxabe nombró, una por una, a las 74 víctimas locales. Entre ellas, la alcaldesa Koldobike Olabide indicó tener a dos familiares, Fernando y Pacífico Irastorza, primos de su padre.

Desde Irabazi, Alberto Bezunartea apuntó que «España, tras Camboya, es el país con más muertos en las cunetas, desaparecidos... habiendo criminales de guerra que todavía no han sido juzgados y víctimas que no han sido reparadas, por lo que daban, sin duda, todo su apoyo a la moción».

Desde el PSE, Óscar Valbuena matizó que «hubieran preferido emplear la palabra condena, en lugar de denuncia en el texto», pero añadió que no había propuesto su cambio consciente del trastoque que ello podría suponer y valoró la moción como otro paso adelante del Ayuntamiento en favor de la recuperación de la memoria histórica.

Tasas e impuestos congelados

También fueron aprobadas inicialmente las ordenanzas fiscales para el año 2017. Las tasas e impuestos se mantendrán congelados, si bien se contemplan cuatro cambios.

Por una parte, se anula la cuota establecida hasta ahora para los socios del Gazte-txoko.

Por otro lado, se crea una nueva tarifa en el Euskaltegi Municipal para aquellos alumnos que requieran servicios personalizados.

En tercer lugar, se aplica una bajada al impuesto sobre el incremento del valor de los terrenos de naturaleza urbana, más comúnmente conocido como plusvalía. «Se trata de una medida directamente relacionada con la actualización del valor catastral de bienes inmuebles que la Diputación ha puesto en marcha este año y que llevaba sin realizarse desde 2002», explicó la alcaldesa. «Bajo el propósito de compensar los incrementos que esa actualización pueda generar al contribuyente, proponemos la presente reducción en las plusvalías», remarcó. El tipo baja del 15% al 10% y junto a ello, se aplica un cuadro de porcentajes de reducción del impuesto, que será mayor o menor en función de la coyuntura de cada inmueble.

Las ordenanzas fiscales, con los tres cambios citados, fueron aprobadas con los votos a favor del PNV y el PSE y la abstención de EH Bildu e Irabazi.

Sin consenso en el IBI

El cuarto cambio de dichas ordenanzas fiscales corresponde al impuesto sobre bienes inmuebles IBI, pero se votó por separado, ya que había sido tratado de forma excepcional en el Pleno anterior y tras un periodo de exposición pública, llegaba a la sesión del miércoles para su aprobación definitiva. Se trata de un impuesto en el cual la actualización del valor catastral, mayormente al alza, tiene un notable impacto, ya que se calcula sobre el mismo.

«Con el objetivo de atenuar ese impacto, hemos realizado un reajuste a la baja de los tipos y al mismo tiempo, siguiendo la recomendación técnica del interventor municipal, hemos previsto una bolsa de seguridad para las alegaciones que puedan surgir en torno al citado valor catastral, esa bolsa supone una recaudación de 8.726 euros más en suelo urbano, que viene a ser 1 euro por contribuyente, de esta forma, aseguramos mantener el mismo nivel de ingresos en el Ayuntamiento, en caso de que la bolsa no sea precisa, nos comprometemos ha realizar una revisión a la baja el año siguiente», anunció la alcaldesa.

Alegación de EH Bildu

EH Bildu había presentado una alegación en el plazo de exposición pública, pidiendo que la subida del IBI fuera de cero euros. Su propuesta fue desestimada. «Gracias al PNV y al PSE los legazpiarras pagaremos 9.000 euros más en 2017, creemos que debe mantenerse el mismo importe que en 2016 y en base a las necesidades que se vean, tomar medidas para 2018 y no antes, vemos un claro afán recaudatorio», expuso Gorka Iñurritegi. Irabazi mostró la misma postura. «No estamos de acuerdo con hacer una recaudación 'por si acaso' a costa de los vecinos», indicó Alberto Bezunartea. El PSE optó por la abstención, señalando que por una parte, no compartía del todo la propuesta del interventor, pero por otra, asumía la necesidad de sostener las arcas municipales.

«Debemos poner las cosas en su contexto», respondió Javier Iraeta desde el PNV. «Estamos hablando de 9.000 euros más en un Presupuesto Municipal de 10 millones, no hay ningún afán recaudatorio, menos teniendo en cuenta que la modificación de plusvalías que acabamos de aprobar supondrá recaudar entre 20.000 y 30.000 euros menos», citó.

Esta modificación del IBI salió adelante mediante el voto de calidad de la alcaldesa, ya que en las dos rondas de votación realizadas al respecto se había producido un empate, con 5 votos a favor del PNV frente a 5 votos en contra de Irabazi y EH Bildu (este último emitió 4 votos en vez de 5 ante la ausencia de una de sus concejales).

Tanto el valor catastral, como el IBI, será distinto para cada vecino, pudiendo subir o bajar en base a las características y situación de sus inmuebles. La alcaldesa avanzó que a partir del 17 de octubre está previsto realizar dos reuniones con los ciudadanos en el Ayuntamiento, enfocadas a explicar el cambio y aclarar las dudas en cada caso.

Temas

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate