En 'Julita' apuestan por el kaiku

Taller. Sorkunde Larrañaga junto al kaiku gris que han hecho en Julita y otras prendas tradicionales. / M.F.
Taller. Sorkunde Larrañaga junto al kaiku gris que han hecho en Julita y otras prendas tradicionales. / M.F.

«Es una chaqueta de tradición vasca y proponemos recuperarla», dicen en la mercería

MARISOL FERNÁNDEZ ZUMARRAGA.

En la mercería Julita apuestan por el kaiku. «Hemos creado uno que no es azul oscuro y rojo, sino gris y granate. Pero podría haber sido verde, marrón o rosa. Las posibilidades son infinitas y cada persona puede hacerlo a su gusto. El kaiku es una chaqueta de tradición vasca y nos proponemos recuperarla. ¿Quién no ha tenido un kaiku en casa? Pero esta vez queremos hacerlo de un modo especial y adaptarla a las necesidades de la evolución de los trajes de baserritarra. Nuevos colores y nuevos patrones», explica Nerea Mendizabal. La propietaria de la mercería sostiene que «es un reto que Julita abordará de cara al año que viene».

Para comenzar han recuperado kaikus tejidos a mano hace décadas. «Desde Julita queremos agradecer el interés que han mostrado muchas personas por el proyecto 'kaikua'. Damos las gracias a Sorkunde, Begoña, Juani, Arantxa, Olatz y Margari por haber traído sus kaikus y habernos dejado exponerlos en el escaparate. Y gracias también al resto. Han sido tantas personas las que han compartido con nosotras sus historias con el kaiku! Muchas gracias por su colaboración e implicación. Gracias por haber estado tan cerca. Pronto seguiremos trabajando juntas en este proyecto», continúa. En la mercería Julita tienen en mente organizar un taller para enseñar a tejer kaikus, aunque sería «de cara al año que viene».

De momento, han tejido uno. «Era algo que tenía en la cabeza desde hace tiempo», afirma Nerea. «Me apetecía recuperar el kaiku, una prenda que no se ve mucho. Nos parecía que era apropiada para complementar los trajes de baserritarra, aunque quiero destacar, que no era algo que se llevaba en la época. Nos hemos documentado y sabemos que no era así. No obstante, es una propuesta, además de la toquilla. Sirve tanto para chicas como para chicos y es una chaqueta caliente, que para invierno está bien. Lo que queremos es que la gente se anime a hacerla».

Para ello en la mercería Julita han expuesto durante varias semanas algunos kaikus en el escaparate. «La gente ha preguntado mucho por ellos, por el precio... Les han entrado ganas de tener uno o de sacar el que tienen. Todo el mundo tiene alguna anécdota con el kaiku», sostiene Nerea. La encargada de tricotar el kaiku con el nuevo modelo en color gris ha sido Sorkunde Larrañaga, quien imparte los talleres de punto en la mercería. Ella explica que la única dificultada podría estar «en el dibujo: las flores, escudos o lo que quieras hacerle». El kaiku normalmente se teje con «punto tonto».

«Lo habitual suele ser hacerlo en azul marino y rojo, pero nuestra propuesta es que se puede hacer en cualquier color. Igual que han evolucionado los trajes de baserritarra, también se pueden adecuar los kaikus a esos colores».

Aunque de momento no tienen nada confirmado, es probable que en la mercería Julia impartan un taller para aprender a confeccionar kaikus a principios del próximo año.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos