Diario Vasco
Maider Sierra. Psicóloga de la AECC.
Maider Sierra. Psicóloga de la AECC. / M.S.

Maider Sierra (Psicóloga): «No queremos que la economía sea una barrera para dejar de fumar»

  • A mediados de septiembre la AECC informó de la puesta en marcha de un programa gratuito de terapias para dejar de fumar, tanto grupales como individuales, en Urola Garaia

A mediados de septiembre la AECC informó de la puesta en marcha de un programa gratuito de terapias para dejar de fumar, tanto grupales como individuales, en Urola Garaia. Algunos interesados ya se han puesto en contacto con la asociación (943720057 ó urolagoierri@aecc.es), y nosotros hemos querido acercarnos a Maider Sierra, quien será la psicóloga encargada del proyecto, a fin de conocerlo de primera mano.

-¿Cómo surge la idea de este proyecto?

-El tabaquismo sigue produciendo el mayor número de muertes evitables en los países desarrollados. A parte de diversas enfermedades como cánceres, enfermedades cardiacas, respiratorias, circulatorias, endocrinas... La AECC de Gipuzkoa lleva más de 25 años abordando este tema desde una perspectiva holística, tomando en consideración a la persona en su totalidad, con su realidad y personalizando los tratamientos.

-¿Por qué ofrecer ayuda gratuita desde la asociación en este momento?

-Desde la Asociación no queremos que la economía sea una barrera para que quien quiera pueda mejorar su salud física como mental. Por lo que, como el resto de los servicios que ofrecemos, este también es gratuito.

-¿La necesidad viene de ahora o es de hace tiempo?

-Nos dimos cuenta de esta necesidad en cuanto comenzamos con nuestra andadura, hace más de 25 años. Hemos sido los pioneros en abordar el tabaquismo en grupo, algo que avala nuestro quehacer diario. La realidad ha cambiado mucho desde entonces, algo que nos obliga a adecuarnos a las necesidades actuales.

-¿Son muchas las personas que acuden en busca de ayuda? ¿Cuáles suelen ser los motivos?

-Sí, cada año vemos a centenares de personas que se dan la oportunidad de dejar de fumar. La salud, la economía, la autoestima, la responsabilidad de ser padres, la edad... suelen ser los motivos más repetidos.

-¿Cree que ha bajado el índice de fumadores o continúa siendo alto?

-Sigue siendo alto, sí. Aunque haya cambiado la forma de fumar. Antes se fumaba indiscriminadamente en cualquier lugar y situación. Ahora, con la ayuda de la ley de adicciones, que este año ha salido nueva y las campañas de sensibilización que buscan la responsabilidad ante la salud propia y ajena, se fuma diferente, de una manera más consciente porque no lo puedes hacer de manera automática en cualquier lugar, como antes. La norma ayuda al fumador a romper con lo automático y le pone la dificultad e incomodidad de tener que salir a la calle o al lugar oportuno para ello. La gente sigue fumando, sí, pero no en cualquier sitio como antes.

-¿Son terapias que dan resultado?

-El éxito de nuestras terapias está en la persona. En lo que quiere conseguir y en lo que está dispuesto a poner de su parte. Pero al ser una intervención holística, donde tenemos en cuenta la dependencia física y psicológica de esta enfermedad, los resultados suelen ser muy satisfactorios.