Xabi Zurutuza gana la primera carrera de motos de la 'Liga Interescuelas'

Parrilla de salida de la carrera del domingo, donde el legazpiarra figura el primero por la derecha. /
Parrilla de salida de la carrera del domingo, donde el legazpiarra figura el primero por la derecha.

El legazpiarra, de 8 años, realizó un magnífico papel en las pruebas de 4,2 y 6,2 caballos

CRISTINA LIMIA

La primera carrera de motos de la 'Liga Interescuelas' fue sobre ruedas en todos los sentidos para Xabi Zurutuza Torres, legazpiarra de 8 años que se proclamó vencedor de las dos categorías en las que participó, la primera para niños de 6 a 9 años con motos de 4,2 caballos y la segunda para niños de 8 a 11 años con motos de 6,2 caballos. La competición se celebró el domingo en el circuito navarro de Los Arcos, con la participación de 107 futuras promesas del motociclismo nacional, pertenecientes a las escuelas dirigidas por Chicho Lorenzo, padre del campeón del mundo de Moto GP, Jorge Lorenzo.

El piloto legazpiarra milita en la escuela 'Lorenzo Competición Navarra' desde hace tres años. Aunque próximamente está previsto el traslado de dicha escuela a Los Arcos, actualmente se encuentra en Castejón, lo que convierte cada sesión de entrenamiento en toda una aventura para Xabi y su familia. Su padre Josu y su madre Silvia viajan con el pequeño piloto casi todos los fines de semana hasta el mismo Castejón. Salen de Legazpi los sábados, muy temprano, para llegar con tiempo y poder entrenar durante ese día. Después pasan la noche en una caravana familiar y el domingo retoman los entrenamientos hasta la hora de vuelta a Legazpi. El esfuerzo merece la pena. Xabi compite como piloto federado desde los seis años, aunque la afición por el motociclismo le viene incluso de antes. «Cuando tenía dos años y medio ya manejaba un quad, con tres años empezó a andar en minimoto, acudíamos a las carreras que organizaba el club de motociclismo Olari en Legazpi y a otras tantas pruebas celebradas en Andoain», relata su padre, también motero.Xabi compite con dos pequeñas motos de la marca italiana Polini, una de 4,2 caballos y otra de 6,2 caballos, en función de la categoría en la que corra.

«La Liga Interescuelas es la única en el mundo donde todos los niños participan con la misma moto, para que se vea el nivel del piloto y no de los motores, carrocerías...», cuenta el padre de Xabi. «Se trata de una competición, sí, pero se cuida especialmente que los chavales no se sientan más o menos que los demás, por eso, al final de la carrera, todos reciben exactamente las mismas copas y toda la escuela sube junta al podio», señala. La carrera del domingo encendió la mecha de un intenso calendario, en el que Xabi afronta seis pruebas en total.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos