Zabalgana estrenará en febrero el novedoso parque de juegos integrados en la naturaleza

Fotomontaje del futuro espacio./
Fotomontaje del futuro espacio.

La calle Mar Tirreno del polígono de Elejalde contará con una zona infantil rodeada de troncos y piedras para saltar y hacer equilibrio

IOSU CUETO VITORIA.

Los niños y jóvenes de Zabalgana podrán divertirse en una zona de juegos singular a principios del año que viene. A partir de febrero, la gran parcela situada entre las calles Mar Tirreno y Bremen, junto al Instituto de la Construcción Eraiken y muy cerca de los 'pisos rojos' de Sansomendi, contará con montículos de arena, desniveles, piedras y troncos sobre los que saltar y caminar haciendo equilibrio, además de un rincón central para los aficionados al futbito y al baloncesto. El proyecto de 'ecoparque' impulsado por el gabinete Urtaran relegará a un segundo plano materiales como el plástico y el metal para apostar por la madera y la tierra, un singular concepto inspirado en experiencias de otros países -por ejemplo de Canadá o Estados Unidos- que, además, encaja como anillo al dedo en Vitoria.

Las obras del espacio lúdico serán adjudicadas entre finales de octubre y principios de noviembre, con lo que el Ayuntamiento calcula que las máquinas llegarán a los terrenos en diciembre y dejarán listo el parque en dos meses. El presupuesto, que está sin cerrar, rondará los 130.000 euros.

Ciclocross

El parque diseñado por el Servicio de Espacio Público y Medio Natural del Ayuntamiento constará de varias áreas ordenadas en forma de círculo. En el centro habrá una zona central de estancia que incorporará los juegos convencionales. Se colocarán dos postes para jugar al fútbol, otros dos para voleibol y una canasta de baloncesto. Estos elementos «se pondrán de una forma no estructurada», según indican los técnicos municipales, lo que significa que en ningún caso se pretenderá diseñar un espacio deportivo reglamentario como los de otras zonas.

Ese claro central estará rodeado por una especie de 'dónut' de tierra ligeramente elevado que servirá para delimitar el resto del parque y que, además, permitirá que los chavales jueguen a subir y bajar corriendo, a pasar por un túnel o lanzarse por un tobogán apoyado sobre un desnivel. En esa parte también se habilitará una pista de tierra para bicicletas, un pequeño circuito de ciclocross que rodeará todo el parque y que tendrá un recorrido sinuoso. Fuera de ese murete se establecerán distintas zonas con juegos integrados en la naturaleza, en un entorno más 'emboscado'.

La parcela elegida está calificada como de 'equipamiento' en el Plan General y en los últimos meses ha acumulado restos de tierra vegetal procedentes de la excavación del futuro instituto de Zabalgana. Dado que el terreno llevaba años en desuso, el Ayuntamiento la consideró adecuado para llevar a cabo una zona de juegos, como habían pedido los vecinos a través de 'Mejorando Vitoria-Gasteiz Hobetuz', el programa municipal que destina una parte del presupuesto a poner en marcha las propuestas que cualquier persona o colectivo.

Infraestructura verde

Con este parque, el Ayuntamiento pretende crear «una zona que podría ser un referente de juegos distintos pero muy atractivos para los niños». El diseño está basado en el Sistema de Infraestructura Verde Urbana (SIVU) que ya se ha ejecutado en otras parcelas naturalizadas de Lakuabizkarra.

Otra de las nuevas zonas que, bajo esta misma filosofía 'green', se crearán en breve en el barrio de Zabalgana será el parque para perros de la calle Salvador Dalí, frente al futuro centro cívico, que como avanzó este periódico empezará a construirse en dos semanas y contará con un circuito de agilidad.

Fotos

Vídeos