Los vitorianos acudieron en masa al tradicional mercado de Navidad

La tradicional exhibición y venta de aves de corral congregó a miles de vitorianos. /  RAFA GUTIÉRREZ
La tradicional exhibición y venta de aves de corral congregó a miles de vitorianos. / RAFA GUTIÉRREZ

El buen tiempo animó a miles de ciudadanos a acercarse a la plaza de España, donde más de un centenar de productores ofrecieron sus productos

IERA AGOTE VITORIA.

Frutas, verduras, hortalizas, capones, otras aves, pasteles, conservas, así como embutidos y quesos de todo tipo. Es la oferta que, año tras año, dispone el tradicional Mercado de Navidad que llena de ambiente la plaza de España el jueves anterior a la Nochebuena, y que ayer alcanzó su edición número sesenta. Organizado por la Fundación Vital, reunió a 114 vendedores en un total de 140 puestos desde las nueve de la mañana.

El frío no fue impedimento y el público no faltó a la tradicional cita, acercándose por centenares a la céntrica plaza para llenar así la despensa para los festejos navideños. Los más madrugadores, con la lista y el carro en la mano, se agolpaban en los puestos nada más abrir las puertas, ya que con la experiencia de los años, muchos saben que para las once de la mañana comienza a terminarse el género en los puestos de verdura.

«Mejor producto»

«Llevamos 50 años viniendo», afirmaba una mujer con el carro hasta arriba, «los supermercados no me gustan, prefiero venir a la plaza, el producto es mucho mejor. Vengo a primera hora porque luego todo vuela. Acelgas por ejemplo ya no hay», comentaba.

Y es que para los productores ha sido una buena jornada. «Llevamos muchos años viniendo, si repetimos es porque nos suele ir muy bien», comentaba uno de los comerciantes de queso. «Es un mercado donde la gente viene a comprar, con la lista hecha y confiando mucho en el producto», subrayaba.

Y es que el mercado de Navidad de Vitoria se ha convertido en punto de encuentro y referente para las compras previas a la Nochebuena, que está ya a la vuelta de la esquina. Ha mantenido su amplia oferta gastronómica de siempre, con productos de la huerta alavesa y de los territorios cercanos, aves de corral y artículos artesanos que, a buen seguro, surtirán numerosas mesas navideñas en el territorio.

Como el año pasado, el cuadrado espacio de la plaza de España fue el escenario elegido para la venta de productos agroalimentarios y de la exhibición de aves, mientras que la cercana calle Lehendakari Agirre acogió los puestos de exposición y venta de artesanía. En este espacio diferenciado se instalaron 56 creadores alaveses, además de una treintena llegado de territorios vecinos.

En la oferta de productos artesanos, en la calle Lehendakari Agirre, se pudo encontrar desde joyería en plata, cestería, cerámica o cazuelas de barro hasta botas de vino, lana o elementos de madera.

Los puestos procedían mayoritariamente de Álava (56), aunque también estarán presentes productores de Bizkaia (9), Gipuzkoa (2), Navarra (14), La Rioja (12), Castilla y León (11), Cantabria (2), Aragón (1), Cataluña (2), Asturias (2) y Francia (3).

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos