Vitoria resiste la primera nevada de un fin de semana gélido

La nieve no llegó a ser excesivamente problemática. /  IGOR AIZPURU
La nieve no llegó a ser excesivamente problemática. / IGOR AIZPURU

La nieve cuaja en la capital, que «no se ha visto afectada en su rutina», destacó Urtaran

SALVADOR ARROYO VITORIA-GASTEIZ

. La primera nevada del año dejó huella ayer en Vitoria a partir de las ocho de la mañana, pese a que los primeros copos comenzaron a caer en torno a las seis. Las previsiones lo venían advirtiendo: ayer el temporal entraba de lleno en Álava, aunque sus consecuencias se mantendrán previsiblemente también hoy.

La capital ha superado el primer envite de la nieve. Desapareció durante una hora al mediodía para regresar posteriormente con rachas de distinta intensidad. Desde que se activó la alerta naranja a las cero horas de ayer, el dispositivo de refuerzo de personal y vehículos previsto en el plan invernal, está trabajando con cierta normalidad. Aunque en las carreteras de la red, eso sí, se aconseja circular con precaución.

En Vitoria, una decena de vehículos quitanieves se encuentra en activo y recorriendo tanto las calles de la ciudad como los polígonos industriales, donde se realizan importantes provisiones de sal, una medida que también se ha hecho extensiva a los centros cívicos y a otras instalaciones públicas. Los servicios de bomberos están totalmente movilizados para prestar servicio en las zonas en las que se requiera.

Mejor en transporte público

La nieve no llegó a ser excesivamente problemática -aunque si hubo momentos en los que el manto blanco cubría las áreas de menor transito tanto peatonal como de vehículos- y los pequeños disfrutan de ella, la situación de las carreteras exige mantener la precaución al máximo.

En lo que se refiere al transporte público, desde la empresa de transportes Tuvisa se hizo referencia a la ausencia de incidencias destacadas en la circulación de una flota con más de 70 vehículos que funciona «como en una jornada normal».

Eso sí, al menos dos unidades, se salieron de la calzada o sufrieron leves colisiones en Larrein y Aranbizkarra. Los problemas, en ningún caso, de gravedad, se sucedieron en las primeras horas de la mañana, cuando el tránsito de vehículos por la ciudad es más intenso. Un lapso horario, hasta aproximadamente las 10.00 horas, en los que se sucedieron algunos retraso en las llegadas a las paradas. En lo que se refiere al servicio tranviario, Euskotren también descartó incidencias de consideración. Los flujos de tránsito de los tranvías fueron «normales», explicaron.

Desde la empresa de autobuses La Unión, se viene informando puntualmente de las incidencias de sus servicios como consecuencia de la nieve y el hielo. En el primer tramo de ayer, como consecuencia del colapso que ha sufrido la autovía A-15 Irurzun-Pamplona, la línea entre Vitoria y la capital navarra (en ambos sentidos) fue desviada por la nacional, lo que motivó retrasos en las llegadas. Una situación que también se dio en la conexión entre Vitoria e Izarra.

Gorka Urtaran destacó que la nevada en la ciudad «no está afectando» a la rutina, ya que gracias al dispositivo de emergencias que ha activado el Ayuntamiento. «No tenemos ningún tipo de noticia de que la nieve esté afectando a la vida cotidiana», explicó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos