Urtaran expedienta a seis policías locales por incrementar «de forma exponencial» las multas

Gorka Urtaran, alcalde de Vitoria-Gasteiz. /  RAFA GUTIÉRREZ
Gorka Urtaran, alcalde de Vitoria-Gasteiz. / RAFA GUTIÉRREZ

El alcalde sostiene que entre el 8% y el 10% del cuerpo de la Guardia urbana están desarrollando una 'huelga de celo', cuyo principal objetivo es «cobrar más dinero»

ANDER CARAZO VITORIA.

El alcalde Gorka Urtaran anunció ayer viernes la apertura de seis expedientes informativos a otros tantos agentes de la Policía Local de Vitoria por incrementar «de forma exponencial» el número de multas impuestas durante las últimas semanas. Esta es la antesala al expediente disciplinario que se podría traducir en la suspensión de empleo y sueldo, que dependería según la gravedad. Pese a las declaraciones de sus compañeros de Gobierno municipal en las últimas semanas, el regidor admitió que es evidente que existe una 'huelga de celo' en el cuerpo y que tiene claras consecuencias en la sociedad.

Según los datos aportados por el equipo de gobierno, «la mayoría de los agentes sigue actuando con honradez» y entre un 8% y un 10% de los 400 que conforman la plantilla se ha sumado a esta desproporcionada campaña sancionadora que ha afectado a peatones, ciclistas y automovilistas de la capital alavesa. De hecho, Urtaran ha detallado cómo un agente en concreto de la Guardia urbana ha pasado de estar cinco meses del presente ejercicio sin poner multas y de imponer un total de 21 hasta octubre a registrar 109 hasta el 15 de noviembre. «Habrá consecuencias», ha advertido el alcalde, como ya hizo la semana pasada.

Pero Urtaran no se ha quedado en este punto y ha criticado la actitud de los sindicatos en la última reunión del miércoles. Ha recordado cómo el concejal de Seguridad Ciudadana, Carlos Zapatero, y el coordinador general Iñaki Gurtubai ofrecieron al comité de empresa la incorporación de quince agentes interinos y la privatización de algunos servicios como la vigilancia de algunos edificios municipales (la Casa Consistorial y las oficinas de San Martín y de la calle San Antonio) o incluso el Belén Monumental de La Florida. «Pero lo que nos trasladaron es que lo único que les importa es un complemento salarial. Es más, han llegado a decir que podrían aguantar la falta de personal o estrecheces a la hora de tener permisos», ha declarado. El dirigiente del PNV ha afirmado que respeta las reivindicaciones laborales, aunque ha querido aclarar que -según su punto de vista- lo único que se busca aquí es «cobrar más dinero».

En todo caso, el regidor ha insistido en que su gobierno no tiene capacidad para retirar las sanciones como reclama el Defensor vecinal, Martín Gartziandia. «No hay posibilidad alguna de hacerlo. Bueno... en el municipio de Manzanares lo hizo su alcalde y ahora va a ser juzgado por prevaricación. Nuestro deseo es que no se pongan multas y si existiese alguna forma de retirarlas, lo haríamos», ha subrayado Urtaran en clara reprimenda al Síndico, que abandonará el puesto en apenas dos semanas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos