Julen Forniés: «Trabajo en equipo, esfuerzo colectivo e individual por un objetivo común»

Se llenó el salón de actos de Ibarraundi museoa en la presentación de Julen Forniés. / JOXEBI
Se llenó el salón de actos de Ibarraundi museoa en la presentación de Julen Forniés. / JOXEBI

El director deportivo de baloncesto del Eskoriatza, expuso su plan de gestión para esta temporada

JOXEBI RAMOS ESKORIATZA.

Julen Forniés, director deportivo en la sección de baloncesto del Eskoriatza kirol elkartea, acompañado por el responsable del área, Fernando Raso, presentó ante jugadoras y padres en Ibarraundi museoa la nueva forma de trabajo que seguirá el club esta temporada. Forniés, es entrenador superior alavés, ayudante en el equipo de liga femenina de Araski, entrenador principal en el equipo de 1ª división Nacional de ese mismo equipo, compaginará además de la coordinación en Eskoriatza con la selección vasca mini femenina. El eskoriatzarra se encargará de la orientación, asesoramiento y formación de todos los equipos del club, desde las más txikis en Aresko eskola hasta las mayores que militan en la primera división femenina provincial.

Forniés explicó que su filosofía deportiva se «apoyará en el trabajo en equipo, el esfuerzo colectivo e individual por un objetivo común, que no es otro que adoptar el baloncesto como forma de vida sana que ayude a las jugadoras en su formación tanto deportiva como humana a través de la importancia de la responsabilidad, todo ello dentro de un marco de diversión. Ya que el deporte del baloncesto es un juego, y hay que aprender jugando».

Otro de los factores que quiso destacar son los de «transmitir no solo de forma interna, si no que puedan reconocerse en la cancha, un estilo que represente los valores de la superación, la tolerancia o el sacrificio. Dar cada día un paso más, respetar las ideas, actitudes y aptitudes del resto de integrantes, así como el compromiso adquirido con el club y con el equipo, ayudando a las jugadoras a ser polivalentes fuera de la cancha, al transmitir con seguridad, que bien organizadas, estudios, deporte y ocio son totalmente compatibles y recomendables bien relacionadas entre sí. El esfuerzo que supone aunar todo esto forma parte del camino que quieren seguir, camino en el que mantener la ilusión de las jugadoras será el objetivo principal para ayudarlas a caminar esta temporada».

100 jugadoras en 5 equipos

El club comenzó este año con más de 100 jugadoras, 10 equipos en 5 categorías diferentes y 17 entrenadores sin contar con las jugadoras de la escuela y sus respectivos entrenadores.

La metodología de trabajo diseñada se ha basado en el equilibrio de los equipos en todas las categorías. Partiendo del número de jugadoras de cada equipo, se ha tratado de mantener una vía de trabajo, la que consideran la mínima para poder entrenar de forma digna durante la semana y procurar mantener al menos un día de trabajo de 5x5 para cada equipo. No solo por razones técnicas, si no por el hecho de mantener a las jugadoras motivadas para el entrenamiento, ya desde antes de empezar.

Forniés explicó «el flujo de subidas que trataran de marcar a lo largo del año. Un flujo que ayudará a las jugadoras a desarrollar su talento, a madurar, a conocer a más gente, más lugares, disfrutar durante más tiempo del baloncesto, en definitiva, vivir más y diferentes experiencias que hará que las chicas de Eskoriatza crezcan no solo de forma deportiva, si no como personas. Se trata simplemente de que los equipos se ayuden entre sí. Infantil ayudando a cadete, cadete a junior y junior a senior. Involucrando a toda la estructura deportiva en los objetivos de todos los equipos. Generando así una identidad de club».

Objetivos de los equipos

Forniés explicó los objetivos marcados para cada equipo. Del Junior que competirá en rendimiento, se ha marcado que se clasifiquen entre las 4 primeras para poder alcanzar los cuartos de final en la fase final. Todo lo que venga después, será un premio al buen trabajo. Las jugadoras además ayudarán al equipo senior para que éste pueda mantener la categoría e ir así fogueándose con las más mayores.

En cuanto al júnior de participación, se cuenta con jugadoras de nivel que podrían perfectamente competir con el equipo de rendimiento, pero se quiere mejorar la plantilla y dotar de un nivel de intensidad y calidad mayor. Además, desde el junior de participación también doblarán con el equipo de rendimiento y senior. El equipo cadete, el más completo en cuanto a número de jugadoras, el objetivo será acceder a la fase final también. Las jóvenes cadetes ayudarán a complementar las plantillas de los equipos junior para que vayan adquiriendo experiencia en las competiciones y poder testar la evolución de su trabajo con jugadoras más mayores.

Respecto a los equipos infantiles el club quiere darle una visión totalmente orientada a la técnica individual, mediante diversión pura y mezclándolas entre sí, provocando así un único grupo, que, si bien jugarán divididas cada una en sus respectivos equipos, serán parte de ambos. La idea, señala Forniés «es que en el futuro, estas 19 jugadoras estén muy unidas, se conozcan a la perfección y hayan crecido bajo la misma metodología, de forma que será mucho más fácil trabajar para todas las partes implicadas, además del sentimiento de unión que esperemos nazca entre ellas. Y queremos que las del Aresko jueguen y se diviertan aprendiendo y conociendo poco a poco este deporte. El reglamento y sus entresijos, la técnica, los fundamentos más básicos e inculcarles lo bonito del baloncesto».

Forniés quiso dirigirse a los padres asistentes solicitándoles los valores que les gustaría que ellos transmitieron no solo a sus hijas, si no al resto de personas que habrá a su alrededor cuando vean partidos, entrenamientos o simplemente hablen del tema en cualquier momento esporádico.

Actividades programadas

Ya están programadas las actividades que se van a realizar esta la temporada. Un de ellas es la salida a Miranda durante un fin de semana de convivencia en el que jugaron con todas las categorías con Castilla Sport Burgos. Otra de las actividades serán dos fines de semana durante la pretemporada para jugar con Araski. A ello se sumarán las tecnificaciones que comenzarán pronto con las jugadoras. Continuará realizándose el torneo de Semana Santa, así como el día de actividad conjunta con padres y jugadoras y la fiesta de fin de temporada.

Como actividad más cercana, los días 3,4 y 5 de enero, se realizará el campus de Navidad que estará dirigido a todos los jugadores y jugadoras nacidas entre 2005 y 2009. Serán 5 horas de mucha diversión para aprender mientras juegan a baloncesto. Estará dirigido por el propio Julen Forniés y estará acompañado por Iñigo Cimiano y Roberto Bengoa, entrenadores de cantera de Araski y se contará con la colaboración de los entrenadores de Eskoriatza Saskibaloia. El precio, para poder tomar parte en el mismo es de 65 euros e incluye una camiseta del Campus, almuerzo y 5 horas de práctica diarias. Por otra parte reseñar que el pasado 18 de noviembre una gran representación del Eskoriatza acudió a la presentación de las jugadoras del Araski.

Una nueva canasta

Una de las novedades para esta temporada es la negociación que quieren mantener para la colocación de una nueva canasta central en el polideportivo eskoriatzarra. Forniés señala que «hasta ahora se utiliza una canasta móvil, que si bien vale para poder entrenar y esconder la falta de esa canasta, no es lo ideal. Se trata de una negociación que comenzó tiempo atrás y que todavía no han conseguido llevar a cabo. Se espera que este sea el año definitivo en el que encontrar financiación y un acuerdo para que se lleve a cabo la obra necesaria».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos