Más tiempo para la obra de la GI-627

Imagen de cómo se ha hundido aún más la carretera a pesar de la colocación de los micropilotes. / JOXEBI
Imagen de cómo se ha hundido aún más la carretera a pesar de la colocación de los micropilotes. / JOXEBI

El hundimiento que se produjo el sábado a pesar de la colocación de micropilotes provocará un mayor retraso

JOXEBI RAMOS ESKORIATZA.

Los trabajos que se están realizando para la estabilización de la GI-627 todo parece indicar que se alargarán más semanas que las dos previstas en un principio, después de que hayan surgido problemas que no estaban previstos, y por los que se va a realizar un estudio en profundidad para dar una solución definitiva a la situación.

El sábado se hundió de una manera ostensible la variante en la zona por la que atraviesa el río Bolibar por debajo de esta calzada. Y eso a pesar de que ya se habían colocado numerosos micropilotes para frenar ese posible hundimiento. El caso es que el tubo metálico por el que entra el agua del río Bolibar se hundió más lo que hizo que la carretera sufriera un mayor socavón.

La solución que parece que se va a dar, al menos en parte, es la de unir los micropilotes entre ellos con unas juntas de cemento. Por otra parte se colocarán varias columnas de cemento bajo el asfalto de la variante en la zona hundida. Y finalmente el tubo que se pondrá tendrá una mayor capacidad de absorción del agua, con un mayor diámetro y será de cemento.

Ayer responsables del departamento de carreteras de la Diputación se reunieron en el ayuntamiento eskoriatzarra para abordar el tema y el consistorio se reunirá con técnicos del ente foral durante esta semana.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos