El soterramiento de la rotonda de América Latina se proyectará el próximo año

ANDER CARAZO VITORIA.

El PP ha introducido en el presupuesto vasco que ha pactado con PNV y PSE una partida de 500.000 euros para que en 2018 se lleven a cabo las tareas técnicas necesarias para dar forma a un proyecto que permita soterrar el tráfico de forma total o parcial en el rotonda de América Latina, principal punto negro de la movilidad urbana en Vitoria.

De acuerdo a lo trasladado por la líder popular en el Ayuntamiento de la capital, Leticia Comerón, la intención es ejecutar los trabajos en 2019, aunque para este aspecto concreto no se ha pactado una aportación económica precisa. Ella misma calculó que una obra de este calado podría alcanzar un coste de 15 millones de euros.

La portavoz popular ha argumentado esta apuesta de su partido a la hora de pactar nuevas partidas para los presupuestos vascos en los habituales datos que reflejan el colapso de este punto de la red viaria local. Por esa rotonda, que regula el tráfico de entrada y salida de la ciudad pasan cada día más de 70.000 vehículos, además de cuatro líneas de autobuses, el tranvía y, en el futuro, el bus exprés, que tendrá también prioridad de paso ante el resto de vehículo.

El soterramiento o al menos el paso a diferente nivel de los dos principales recorridos (entrada y salida de la ciudad, por un lado, y circunvalación del casco urbano, por otro) es un proyecto que ya se barajó en el pasado, sin éxito, y que ha vuelto ahora a la actualidad municipal junto al proyecto de implantación del bus exprés, el Bus Eléctrico Inteligente (BEI) que sustituirá a la actual línea periférica y que tendrá preferencia de paso sobre el resto de vehículos, como el tranvía.

EH Bildu, de hecho, reclamó que el Gobierno vasco se hiciera cargo de este proyecto dentro del plan de implantación del BEI, lo que el alcalde Urtaran no vio con buenos ojos por la posibilidad de que tal incorporación retrasara el bus exprés.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos