«Son sólo unos pocos los que no las recogen

::BERGARA. «Estamos hartos de que a todos los que tenemos perro se nos meta en el mismo saco y se nos tache de maleducados. Sinceramente, yo creo que son sólo unos pocos los que no recogen las cacas de sus perros, pero luego pagamos justos por pecadores. A mí me molesta exactamente igual que al que no tiene perro ver una acera con heces caninas; me fastidia mucho, y más si en mi propio barrio, por miedo a que alguna persona crea que he sido yo el que lo ha dejado sin recoger», nos comentaba un bergarés.

La constante aparición de bolsas de basura en plena calle, junto a los contenedores, es a menudo motivo de enfado para los vecinos del entorno, pues ven cómo sus calles se convierten en auténticos vertederos. «Ello genera suciedad en el suelo y malos olores lo cual resulta muy desagradable para los que tenemos que pasar por ahí», nos decía el vecino de Bergara que nos ha enviado la fotografía.

Fotos

Vídeos