Los Reyes Magos trajeron nieve como regalo

Cargando sal, corte en el cruce hacia Gatzaga, virgen de Dorleta nevada, campo de fútbol de Ibarra y autobús fuera de servicio. / JOXEBI
Cargando sal, corte en el cruce hacia Gatzaga, virgen de Dorleta nevada, campo de fútbol de Ibarra y autobús fuera de servicio. / JOXEBI

JOXEBI RAMOS VALLE DE LÉNIZ.

Los Reyes Magos además de los regalos que repartieron por las casas, llegaron al valle de Léniz con un regalo «sorpresa», una sorprendente nevada que en menos de dos horas llegó a crear un manto blando de entre 15-20 centímetros en los alrededores del restaurante Gure Ametsa. Como todos los años en este día, el citado restaurante llenó los dos comedores. Los comensales cuando llegaron con la lluvia tras ellos. Pero a las 14.00 comenzaron a caer los primeros copos a esa altura y a la del municipio de Leintz Gatzaga. Al salir de la comida se vieron sorprendidos en los aparcamientos con esa gran cantidad de nieve acumulada que dio muchos problemas para poder salir tanto en dirección Vitoria-Gasteiz como Arrasate. Media hora más tarde ya nevaba también en Eskoriatza y Aretxabaleta. Y lo hizo con una intensidad inusitada que sorprendió a todos.

Los quitanieves de Diputación estaban preparados precisamente desde las 06.00 en el aparcamiento de Gure Ametsa con tres quitanieves, que son los que estuvieron limpiando el puerto de Arlaban, al que se daba prioridad, y la GI-627. El puerto de Gatzaga se cerró desde Aingeru Guarda, y algunos vecinos de la zona entraban por la zona no cortada. El autobús hacia Gatzaga dejó de subir a las 15.00 horas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos