Se recupera el tradicional 'Jubilatuen eguna', tras once años de parón

La última comida de jubilados se celebró en octubre de 2007 en el antiguo polideportivo./  JOXEBI
La última comida de jubilados se celebró en octubre de 2007 en el antiguo polideportivo. / JOXEBI

Mañana a las 14.00 horas habrá una comida en el polideportivo Ibarra, al que acudirán alrededor de 160 personas

JOXEBI RAMOS ARETXABALETA.

Después de un paréntesis de once años sin tener ningún tipo de celebración, los jubilados atxabaltarras recuperarán una tradición que se había mantenido durante muchos años, la del 'Jubilatuen eguna'.

Problemas de diversas índole hicieron que la última fiesta que se realizó, en el antiguo polideportivo de Ibarra, fuera el cinco de octubre de 2007. La comida se celebró en la cancha del entonces frontón que había en el anterior polideportivo y que servía para la realización de diferentes deportes.

Así pues, mañana será el día señalado para la recuperación de esta fiesta que tanto gustaba a los jubilados y que por otra parte, se seguía celebrando en el resto de municipios de la comarca, y los jubilados atxabaltarras lo echaban de menos.

Ha sido la nueva corporación atxabaltarra la que ha tomado la decisión de recuperar esta fiesta para los jubilados.

Programa de actividades

Los actos previstos comenzarán con la comida que se realizará en el polideportivo Ibarra a partir de las 14.00 horas. Y a continuación habrá baile con un DJ. Para poder participar en la misma había que haber comprado los tickets con anterioridad, el pasado mes de abril. El menú al que se han apuntado este año alrededor de 160 personas y el catering de Auzo Lagun.

Después de la comida, y como también indica la tradición, habrá baile para terminar este 'Jubilatuen eguna' que parece que se quiere volver a recuperar en toda su extensión. Este año no habrá misa como se hacía anteriormente ni se homenajeará a los dos mayores.

La concejal de servicios sociales del ayuntamiento atxabaltarra, Karmele Uribarri señala que «queremos recuperar este día que tan buen ambiente generaba con la intención de tener continuidad en los próximos años. Este año no habrá misa porque el ayuntamiento es aconfesional. Queríamos que fuera un encuentro de igualdad entre todos los jubilados y se dará un pequeño detalle para todos igual. Se traslada la fiesta de octubre como se hacía, a mayo, para aprovechar que Copreci tiene su asamblea anual y ponen el suelo de goma en el polideportivo y ese gasto se evita el ayuntamiento con lo que toda la partida se puede destinar al homenaje».

Y es que solo el poner ese suelo especial en el polideportivo cuesta alrededor de unos 2000 euros.

Última en 2007

Recordando aquel cinco de octubre de 2007, por entonces el alcalde era Inaxio Garro, que en el mes de julio había tomado posesión de su cargo. En aquella ocasión, participaron nada menos que 280 comensales, que disfrutaron de la jornada en un gran ambiente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos