Primeras respuestas a las quejas de los usuarios del polideportivo

El 72% de los usuarios creen que el servicio del polideportivo es bueno o muy bueno. / J.R.
El 72% de los usuarios creen que el servicio del polideportivo es bueno o muy bueno. / J.R.

«Los resultados de la encuestra son positivos, y si bien la participación ha sido escasa, se han detectado las áreas de mejora»Lo más destacable es el proyecto para adecuar el gimnasio del piso superior

JOXEBI RAMOS ESKORIATZA.

A principios de año se pasó una encuesta en torno al funcionamiento del polideportivo para conocer de primera mano la impresión en torno a los diferentes servicios que se vienen ofreciendo. Las respuestas de los usuarios ya fueron publicadas tanto el página web del ayuntamiento como expuestas al público en el propio polideportivo y es ahora cuando los responsables del servicio municipal de deportes quieren hacer balance del grado de cumplimento de las peticiones de los usuarios.

Las cuestiones giraban en torno a diferentes aspectos, tales como la atención en recepción, la limpieza y el confort de las instalaciones, la respuesta del servicio técnico o el servicio de socorristas de la piscina. En general la valoración ha sido positiva, con un 72% de usuarios que entienden que en general el servicio es bueno o muy bueno.

De hecho, todos los aspectos antes citados superan el 75% de aceptación, llegando al 93% en el caso de los socorristas, a excepción de la limpieza y confort, que cae hasta un 56% de usuarios conformes frente a un 44% que manifiestan su descontento.

Si bien es cierto que la participación no fue muy grande, ya que tan solo 61 personas contestaron (el 4,8% de los abonados), desde el servicio municipal de deportes valoran positivamente el hecho de haber podido recoger un total de 1.256 respuestas, quejas y sugerencias, «lo que supone que la gente que se interesó en contestar lo hizo con un grado de detalle importante, y esto nos va ayudar a solucionar los problemas detectados».

En cuanto a las quejas y sugerencias, destacan las relacionadas con la situación de las instalaciones y el mantenimiento, lo cual es coherente con las calificaciones antes enumeradas, así como la falta o el deterioro del material necesario para la práctica del deporte, como máquinas, pesas o el utilizado en los cursillos de natación. También hubo quejas en torno al confort en los vestuarios, la climatización y la temperatura del agua.

Una vez recogidas y analizadas las encuestas, el consistorio comenzó a dar respuesta a las quejas y sugerencias recibidas.

Así, se han reparado las taquillas en mal estado, se han arreglado fugas en baños y duchas, y otros desperfectos menores. Doce quejas, todas solucionadas.

También se han reparado o comprado nuevas máquinas de fitness (cintas de correr, bicicletas...), así como material para reponer el utilizado en los cursillos de agua: diez quejas, todas solucionadas.

Otra de las cuestiones que más preocupaba a los usuarios era la relativa al confort de las instalaciones. En concreto, se va a trabajar en una posible solución para regular la temperatura de los vestuarios, ya que el calor se condensa cuando hay muchas personas, y se está valorando sustituir los grifos de las duchas por otros con regulación de temperatura, además de temporización, al objeto de mejorar la sensación de confort y reducir el consumos de energía.

También se recogieron sugerencias en torno a la ubicación de las papeleras, el uso de las calles de la piscina, el reglamento de funcionamiento y otras relativas a la información facilitada en las diferentes comunicaciones.

Cierre del gimnasio superior

Pero la petición estrella fue la de cerrar el área de máquinas del piso superior, ya que es una zona mal climatizada y resulta ruidosa cuando hay entrenamientos o partido en la cancha. Por ello, el consistorio encargó un proyecto que contempla el cierre del área hasta los baños con paneles transparentes y la apertura de nuevos ventanales en la pared exterior.

De esta manera se duplica el espacio disponible como gimnasio, lo que permitirá liberar el gimnasio del primer piso para otras actividades, además de mejorar el confort de uso, al poder regular la temperatura de manera independiente y aislar la zona de los ruidos. Este proyecto supondría trasladar el bar del Club Deportivo hacia el fondo de las gradas.

El proyecto se presentó a un programa de ayudas de la Diputación, y se la concedido una subvención del 60%. El proceso de licitación y contratación está ya en marcha y se espera poder comenzar las obras en octubre o noviembre de este mismo año.

Fotos

Vídeos