La Policía Local obligará a sus agentes a trabajar en sus días libres por la falta de efectivos

Un agente local, en las inmediaciones de Marianistas. /  IOSU ONANDIA
Un agente local, en las inmediaciones de Marianistas. / IOSU ONANDIA

Sipla y Erne, sindicatos mayoritarios, acuden a sus servicios jurídicos al considerar ilegal esta medida, que enfría el final de la 'huelga de celo'

DAVID GONZÁLEZ VITORIA.

La notificación llegó ayer al email de cada agente. 'Orden de incorporación' rezaba la misiva digital de la dirección de la Policía Local. Anunciaba una medida excepcional en este cuerpo, cuyos miembros llevan enfrascados en una 'huelga de celo' encubierta desde el martes 31 de octubre. Seis agentes, pese a estar de días libres, deberán trabajar a lo largo de cinco noches -desde esta Nochebuena hasta el viernes 29- por la falta de efectivos en la sección nocturna de atestados.

Esta decisión generó un enorme malestar en las bases de la Guardia urbana. Por de pronto enfría cualquier opción de cierre inmediato de las protestas de estos funcionarios, traducidas en una cascada de multas a los ciudadanos vitorianos durante los últimos dos meses.

¿Por qué realiza ahora el Gabinete Urtaran este movimiento con el conflicto todavía abierto? El correo interno lo explica al detalle. En noviembre, a lo largo de otras cinco noches tampoco hubo agentes en la unidad de atestados. La Ertzaintza tuvo que encargarse «excepcionalmente» de esta competencia exclusiva de la Guardia urbana.

«Ante una situación similar» y que «en noviembre se solicitaron voluntarios y no se presentó ninguno» -como medida de protesta de la plantilla-, el departamento de Seguridad Ciudadana justificó la elección a dedo de seis agentes de libranza para cubrir esos huecos. El comunicado interno, al que ha tenido acceso este periódico, tilda la orden de «legal», «rutinaria» y «efectiva».

Los receptores la recibieron, por contra, con «enfado». Ya por la tarde, los sindicatos mayoritarios en la comisaría de Aguirrelanda, Sipla y Erne, anunciaron el estudio de la orden por sus servicios jurídicos en busca de alguna incoherencia. Fuentes judiciales, no obstante, señalaron que «en función de la ley de Policía vasca sí se puede adoptar esta medida en momentos excepcionales como el actual». El email oficial, en este sentido, cita el respaldo a esta decisión por parte del departamento municipal de Función Pública, encargado de los asuntos legales del Consistorio.

¿Oleada de bajas?

Asimismo, el comunicado ahonda en que «siendo conscientes que, en el actual contexto de negociación, se trata de una medida que previsiblemente puede tener diferentes acogidas e interpretaciones en el servicio, especialmente entre las personas que resultarán afectadas, pero ante todo tenemos una responsabilidad para con la ciudadanía que no podemos eludir, un deber que cumplir, y un respeto por nuestro trabajo y profesionalidad». Medios de la plantilla vaticinan una «oleada de bajas durante los próximos días» como respuesta.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos