La placa en memoria de la víctima del holocausto Askasibar, ya luce en la Plaza

Empleados municipales ultimaban la colocación de la placa de la derecha la mañana del viernes./
Empleados municipales ultimaban la colocación de la placa de la derecha la mañana del viernes.

Ayer se incorporó a los fondos del museo el reloj de Pascual Askasibar, que falleció en 1945 en un campo de concentración

JUAN A. MIGURA ELGETA.

La placa en recuerdo del elgetarra Pascual Askasibar, que murió en el campo de concentración alemán de Wöbbelin el 17 de abril de 1945 -quince días antes de la liberación del mismo-, ya luce desde el viernes en la Plaza junto a la instalada el pasado enero en memoria de otro vecino Tomas Rebollo Etxaniz. Este último también fue víctima del holocausto. Nació en 1907 en Elgeta y murió el 28 de junio de 1942 en el campo de exterminio austríaco de Mauthausen donde fue deportado el 3 de noviembre de 1941.

En el caso de Pascual Askasibar nació en 1903 en el caserío Galarra y falleció en el campo de concentración alemán en 1945.

Además de instalar la placa con nombre, fechas de nacimiento y muerte, ayer dentro del programa conmemorativo del frente de Elgeta, se depositó en los fondos del Museo de la Memoria Histórica el reloj de Askasibar, que fue víctima directa del nazismo y del franquismo.

La colocación de placas es un acto simbólico que llegó a Euskal Herria desde Alemania donde se indica con este tipo de distintivos viviendas de todos aquellos que fallecieron como consecuencia del holocausto para que sirvan recordatorio.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos