Mil personas reclaman en un año por WhatsApp mayor limpieza en las calles al Ayuntamiento

Imágenes como ésta son más frecuente de lo deseado en las calles de Vitoria./
Imágenes como ésta son más frecuente de lo deseado en las calles de Vitoria.

Las incidencias se suelen resolver el mismo día y lo más habitual es que sean por suciedad o presencia de voluminosos fuera de los contenedores

ANDER CARAZO VITORIA.

Quien más y quien menos se ha encontrado con algún problema de suciedad en las calles de Vitoria. Muchos han optado por resignarse y otros por maldecir en voz alta esta situación, pero cada vez más gente decide sacar una fotografía para enviársela al servicio de mensajería instantánea VGarbi del Ayuntamiento. Durante el año 2017 recibió 2.367 quejas a través de WhatsApp y Telegram -en el número de teléfono 681 102 020- de 1.013 usuarios.

Mediante sus avisos, los ciudadanos sobre todo han evidenciado falta de limpieza (un 25% de los casos) o presencia de voluminosos (24%) en las calles. Precisamente, las autoridades locales han detectado que existe un importante problema en este último aspecto y se han abierto 171 expedientes sancionadores durante el pasado ejercicio a comerciantes y particulares que fueron pillados 'in fragantti' dejándolos donde no debían.

Los técnicos del Consistorio de la capital alavesa reciben las imágenes tomadas por los ciudadanos más descontentos y le pasan el aviso a los inspectores y capataces de la empresa responsable de la limpieza de la ciudad -la multinacional FCC y la vizcaína GMSM Medioambiente hasta la adjudicación de un nuevo contrato- para que lo solucionen «lo antes posible». Normalmente el tiempo de respuesta es inmediato y no llega a un día completo, pero es cierto que algunas incidencias se alargan durante todo el fin de semana porque, como admiten sus responsables, «no suele haber nadie del equipo trabajando los sábados y domingos».

Cuando se soluciona el problema de suciedad, se le envía una fotografía al ciudadano que ha denunciado esta situación para demostrarle que todo está solucionado y también agradecerle su colaboración. «Llevamos dos años con este servicio de mensajería -que no atiende llamadas en ese número- y nos ha servido para mejorar. Los ciudadanos te señalan con sus mensajes cuáles son los verdaderos 'puntos negros' de la ciudad y así nosotros hemos podido modificar algunas rutas para dar una respuesta acorde», agradece el jefe del Servicio de Gestión de Residuos, Joseba Sánchez, quien sostiene que este tipo de herramientas siempre sirven para mejorar la limpieza de la ciudad, un asunto que nunca satisface completamente a nadie.

Hojas y vendaval

Los vitorianos estuvieron especialmente activos en octubre, noviembre y diciembre de 2017 por la acumulación de hojas por el otoño. En el último mes del año, además, muchos de los avisos fueron como consecuencia del temporal de viento que el 10 de diciembre azotó con fuerza el Norte del país y que dejó rachas de hasta 143 kilómetros por hora en el casco urbano. Por circunstancias similares, a principios de febrero hubo un repentino aumento en el número de consultas por contenedores volcados como consecuencia del temporal.

Los responsables de este servicio sostienen que «el uso de esta plataforma está muy distribuido, ya que muy pocas personas acumulan un gran número de llamadas». El 93,3% trasladó entre una y cinco quejas principalmente a través del servicio de WhatsApp. «La buena señal es que cuando alguien lo usa comprueba que funciona y, por eso, repite», subraya Joseba Sánchez.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos