Víspera de homenajes, tradición, carreras y fiesta

Eusko Ikaskuntza celebró ayer la asamblea festiva de su centenario en Oñati, lo que permitió que además de las omnipresentes Korpus Dantzak, la jornada hiciera un hueco también a la 'zinta dantza'. / FOTOS MARIAN
Eusko Ikaskuntza celebró ayer la asamblea festiva de su centenario en Oñati, lo que permitió que además de las omnipresentes Korpus Dantzak, la jornada hiciera un hueco también a la 'zinta dantza'. / FOTOS MARIAN

Eusko Ikaskuntza reconoció la labor del Ayuntamiento durante su siglo de historia, y éste sorprendió a la atleta Marisol Ramos con una placa tras un cross de Corpus pasado por agua

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

La víspera de Corpus de ayer fue la más solemne e histórica de los últimos años, pero sin dejar de lado su carácter festivo. La celebración de la asamblea del centenario de Eusko Ikaskuntza hizo que a la multitudinaria representación matinal de 'Korpus Dantzak' en la plaza, le siguiera otra de carácter protocolario en la que los 'gaztetxos' de Oñatz, agasajaron a las autoridades con la 'zinta dantza' y la 'arku dantza' antes de escoltarles hasta Santa Ana.

Arrancaba así una larga jornada de reconocimientos y homenajes, en la que haciendo bueno el lema 'Asmos eta jakitez' (por el pensamiento y el saber), se puso en valor «el ejemplar aliento de superación que desde hace un siglo transmite una entidad vocacionalmente abierta a la cultura universal desde el valor de lo propio y sustantivo. Una institución básica para el desarrollo del conocimiento, la articulación de la sociedad vasca y el progreso cultural» que siempre ha estado muy ligada a Oñati. De ahí que la Sociedad de Estudios Vascos distinguiese como «socio de honor» al Ayuntamiento en un acto en el que se reconoció también a quienes participaron en la refundación de 1978 y a los presidentes de la institución.

Oñati acogió los congresos históricos en 1918 y 1978, pero también el homenaje a Barandiaran en 1979, la elección de su sucesor en 1992, y los actos del 75 aniversario. Así que no es de extrañar que haya sido elegida como una de las sedes del programa conmemorativo del centenario.

Y mientras en Santa Ana rendían tributo a todos los que han hecho posible la continuidad de Eusko Ikaskuntza en años difíciles, en Zubikoa los escolares disfrutaban de la fiesta de fin de curso del deporte escolar con un animado 'haka' contra la violencia en el deporte. Las coreografías dieron paso a la ceremonia de entrega de premios y a un animado baile.

Luego, algunos se decidían a correr en el cross infantil y otros aprovechaban el día de precio reducido de las barracas. Por la tarde, mientras los dantzaris seguían bailando al son del Corpus, algunos de los mejores corredores vascos se citaban bajo la lluvia sobre el asfalto, pero una se llevó los mayores aplausos. La veterana Marisol Ramos fue agasajada con un homenaje sorpresa en la entrega de premios, tras conquistar recientemente el campeonato de Europa de medio maratón máster, en la categoría de mayores de 55 años. No arrojó la toalla, ni perdió la ilusión por seguir corriendo tras una larga lesión, y ha vuelto a la élite del atletismo veterano seis años después de proclamarse Campeona del Mundo en Finlandia.

Hoy, la procesión es la gran protagonista del día. Solo falta que el tiempo acompañe.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos