Txema Beitia acudirá al Campeonato de España de 'pitch and putt'

Entrenando en Irelore. Txema Beitia practicando diversos golpes en el campo oñatiarra. / MARIAN

Es el único guipuzcoano en la selección para el interautonómico en Madrid. Su convocatoria es todo un espaldarazo a la labor de Irelore Golf Eskola, que mañana organiza el torneo de San Miguel

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

Dicen que el golf engancha, y el oñatiarra Txema Beitia Armendariz da fe de ello. Ha convertido su afición a los palos y la bola en una pasión, que el domingo le dio una de sus mayores alegrías: la clasificación matemática para el campeonato de España interautonómico por equipos de 'pitch and putt'.

Su excelente campaña (ha ganado dos de las ocho pruebas clasificatorias puntuables), le ha colocado entre los cuatro mejores del 'pitch and putt' euskaldun, y le ha valido la convocatoria de la federación vasca para el interautonómico que se disputará el 21 y 22 de octubre en Madrid, en Colmenar Viejo. Un encuentro que reunirá a 80 golfistas de primera línea del Estado, y en el que el oñatiarra defenderá la camiseta de Euskadi con tres vizcaínos.

«Es todo un reto a nivel personal que me hace mucha ilusión. Tienes presión, pero también muchas ganas de disfrutar de una experiencia así. Con 52 años y con tanta gente joven pegando fuerte, el mero hecho de estar en la selección ya lo considero un premio, una victoria personal, y también de toda la familia que conformamos Irelore Golf Eskola. Somos un club modesto, pero en el que se han hecho las cosas bien. Gracias a ello cada vez son más las personas que deciden hacer un paréntesis en su rutina a golpe de swing.»

Beitia ha sido campeón de Gipuzkoa de pitch&putt dos años consecutivos, así que su clasificación no es fruto de la casualidad. Se inició en el golf allá por 1997, « en aquellos cursillos que los servicios deportivos de la comarca organizaban en Arrasate, y que finalizaban en Lagran». Luego hizo algunas salidas al campo alavés, y en 2002 cuando el que había sido su instructor, Jabi Balzategi, abrió Irelore Golf Eskola en Tortokua, empezó a practicar este deporte con más regularidad.

Disfrutar de la experiencia

Desde hace una década, juega casi a diario. «Intento entrenar dos horas al día. Al tener las instalaciones en Oñati, no hay que desplazarse, y eso es una ventaja a la hora de compaginar la afición, el trabajo y la familia» explica, feliz por la aventura que se avecina. Ya ha jugado en torneos internacionales de la Fippa, pero no son comparables con un campeonato de España y todo lo que mueve, así que su máxima es disfrutar de la experiencia. «El año pasado Euskadi quedó séptima, así que nuestro objetivo es intentar superar ese puesto. No va a ser fácil, pero estamos ilusionados».

El golf es un deporte extremadamente técnico, donde aparte de la necesaria destreza se necesita dedicación y tiempo para dar bolas, aprochar y 'puttear', y eso es algo que Beitia puede hacer en Irelore. Pero no solo eso, «me gusta el hecho de estar en contacto con la naturaleza y competir contigo mismo, además de con otros. He hecho muchos amigos jugando al golf, viene gente de Eibar, y también de Arrasate, Aretxabaleta... Es un deporte adictivo, y los que andamos en esto conectamos en seguida» relata.

Beitia confiesa que la ventaja que tienen los campos de 'pitch and putt', es que adquieres mayor pericia en el juego corto. «En estos recorridos, el objetivo del golpe inicial, que oscilará entre 40 y 120 metros, no puede ser otro que el green. Pero como los greenes acostumbran a ser más pequeños, la pericia con los hierros cortos es muy importante».

El 'pitch and putt' es una variante del golf que nació en Irlanda durante los años cuarenta y que cada vez cuenta con más adeptos. En Cataluña arrasa, y cada vez tiene más adeptos en todas partes. «Muchos aficionados al golf utilizan los fines de semana para practicarlo por cuestión de tiempo, en instalaciones de P&P como la de Irelore, puedes trabajar por la mañana y dedicarle un par de horas al golf por la tarde, o a la inversa. Es como si quedas con los amigos a jugar un partidillo de fútbol o te das una vuelta por el monte, no tienen que dedicarle toda una jornada», explica Txema.

Pero además de ser un auténtico especialista del pitch& putt, Beitia domina también la vertiente clásica del golf, tiene una handicap del 8,5. «Solemos hacer salidas a Larrabea, Izki, Logroño y Cirueña principalmente» explica.

Estos días anda más cerrado en el 'pitch and putt', porque el viaje del próximo día 20 a Madrid lo merece. De todas formas, ocurra lo que ocurra en Colmenar, el golfista oñatiarra, seguirá disfrutando en Irelore de una afición que vive con pasión en un ambiente popular, lejos de los clichés elitistas de antaño.

Más

Fotos

Vídeos