Del 'trío calavera' al homenaje al 'trenico'

La reproducción de la Casa Blanca, con Trump de cicerone de Rajoy y Kim Jong-Un, llenó de satira y humor las calles. El homenaje al 'trenico' fue también muy especial./FOTOS MARIAN
La reproducción de la Casa Blanca, con Trump de cicerone de Rajoy y Kim Jong-Un, llenó de satira y humor las calles. El homenaje al 'trenico' fue también muy especial. / FOTOS MARIAN

Los disfraces y las sokamuturras fueron la mejor traca festiva de despedida

MARIAN GONZALEZOÑATI.

Donald Trump, Kim Jong-Un y Mariano Rajoy se pasearon ayer juntos por las calles de Oñati, por obra y gracia de la Bixamon de Rosario. Sus despropósitos en sus respectivos gobiernos les convirtieron en centro de la sátira de la cuadrilla que junto al bar Ongi Etorri, más se trabaja los últimos años la traca final de las fiestas.

El 'trío calavera' hizo de las suyas en una singular carroza, que mostraba por un lado, la Casa Blanca y por otro, el muro que el presidente los EEUU quiere construir en la frontera con México. Ambas escenografías eran bombardeadas con cohetes en cada intervención de Trump, Melania o Rajoy.

Esta cuadrilla y el bar Ongi Etorri, que transformó Aita Madina en la antigua estación con reproducción de la 'chocolatera' incluida, fueron dos de las propuestas de más éxito del lunes más loco del año. La puesta en escena del Ongi, cuando está a punto de cumplirse el 50 aniversario del último viaje del vasconavarro, fue muy aplaudida. «Tiene mucho trabajo, Trump y compañía ponen ambiente, pero el homenaje al 'trenico ' está muy currado. Es espectacular la reproducción de la locomotora, el vagón, las fotos, Estella...» era uno de los comentarios más escuchados de una jornada que algunos pocos siguen mimando, mientras la mayoría apuesta por disfrutar sin demasiadas complicaciones de la colorista, divertida y desenfadada despedida festiva. En la variedad está el gusto y hubo de todo, lo importante era despedir las fiestas con alegría

No faltaron casetas andaluzas, barcos piratas, marchoso cocineros, personajes de aventuras, e incluso sagas cinematográficas como Star Wars o A todo gas. Y también hubo tiempo para las sokamuturras, con carreras, recortes, emoción y más de un resbalón debido a la lluvia, que no quiso disfrazarse y enfrió por momentos la caldeada despedida. Un adiós en el que también merece mención especial el correcalles de fuego de Scrura Splats, que el domingo por la noche llenó la plaza. Hoy Oñati amanece con la bixamona de la bixamona. Los Errosaixuak 2017 ya son historia.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos