Tambores preparados para la fiesta

Redoble festivo. Los más de 300 integrantes de la tamborrada saldrán de Eltzia a las 23.00 y finalizarán su periplo en la plaza./MARIAN
Redoble festivo. Los más de 300 integrantes de la tamborrada saldrán de Eltzia a las 23.00 y finalizarán su periplo en la plaza. / MARIAN

Cuatro artistas se suspenderán de la torre de la parroquia poniendo en escena 'Entre cuatro tiempos'. Antes de la bajada del txantxiku habrá un espectáculo de danza vertical en la kanpandorre

MARIAN GONZALEZOÑATI.

Las 'cartas' festivas de los sanmigueles y rosarios ya están echadas. La cuenta atrás ha terminado. Tras preparar bien la baraja, todos los fines de semana de septiembre, con Kilometroak incluido, arranca un maratón de cinco días de fiesta ininterrumpida. Y como hay quien dice que el 75% de éxito radica en el comportamiento climatológico, solo queda pedir la complicidad del sol, que el veranillo de San Miguel, no falte a su cita.

Todo estallará hoy con la bajada del txantxiku (20.00) y el estruendo de los tambores (23.00), pero la festividad de San Miguel de Aozaraza, tiene este año otra novedad de calado: un espectáculo de danza aérea o vertical. Cuatro artistas de la compañía Laglo Zirkodantza se suspenderán de la torre del campanario poniendo en escena 'Entre cuatro tiempos'.

La cita será a las 19.15 horas y los cuatro cuerpos suspendidos representarán a cuatro elementos de la naturaleza. «Un renacer desde el latido de la tierra en constante transformación y que nos lleva a la fluidez del agua, pasando por la locura del aire con sus caricias de brisa para transportarnos hacia la energía del fuego que se apodera de nuestra locura, sacando nuestra parte más salvaje», explican desde la compañía.

No será el único espectáculo antes del despegue oficial de los sanmigueles. A las 18.00 horas los más txikis podrán disfrutar en la plaza con Eidabe y 'Txapela buruan eta dantza munduan', y desde las 19.30 la txaranga Urolarrak 'calentará' la bajada del txantxiku, que a las ocho realizará su vertiginoso descenso desde la 'kanpatorre' para asentarse en su trono festivo en las txosnas y presidir una degustación de pintxos.

En la plaza, la música correrá a cargo de Amaia Txintxurreta y Gauargi antes de que el estruendo de los tambores se adueñe de las calles. Tamborreros, barrileros, dantzaris, abanderadas de todas las sociedades, cocineros, gastadores... atronarán las calles junto a la banda de música y la txaranga en un colorista desfile como viene ocurriendo desde 1966.

Repiten Zelaia y Landeira

Enrike Zelaia repetirá como tamborrero mayor, tras su debut al mando de la fiesta el año pasado. También se mantiene como capitana de las cantineras Itziar Landeira, mientras que los cocineros estrenarán patrón: Ander Zelaia.

Más de trescientos oñatiarras participarán en el desfile que tradicionalmente inauguraba las fiestas. Este año el número de quintos-dantzaris superará el centenar, mientras que habrá unos 165 tamborreros y tamborreras, 80 en los de las compañías tradicionales, y 85 en las de las txosnas. Todo está preparado, solo queda disfrutar del desfile que arrancará en Eltzia a las 23.00 horas. La comitiva concluirá su recorrido pasada la medianoche en Foruen Enparantza con el alarde final y el saludo de todas las abanderadas desde el balcón consistorial.

Tras el rataplán habrá una manifestación por los presos y, a continuación, los ritmos de Amaia Txintxurreta y Gauargi envolverán la plaza, mientras las txosnas acogen un karaoke. Hasta el lunes la fiesta está servida. Solo falta que el tiempo acompañe y no desluzca el maratón de citas festivas programadas.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos