Del tambor, el sabor y el color, al Herri Eguna

Asier Goitia y Julen del Río se llevaron el primer concurso de sopas de ajo y deleitaron paladares

MARIAN GONZALEZOÑATI.

Los sanmigueles pasan del tambor al traje de baserritarra: al pañuelito y las abarcas. Dantzaris, tamborreros y tamborreras, cantineras, barrileros y barrileras, abanderadas, gastadores y cocineros atronaron las calles la medianoche del jueves en un desfile que se cerró con el despliegue de una gran pancarta en el balcón consistorial «por unas felices fiestas, sin agresiones sexistas» en el marco de la campaña municipal 'Ez da ezetz'.

Ayer, en la festividad del patrón, los niños disfrutaron de los hinchables, juegos y atracciones del parque infantil de Etxaluze, mientras las melodías de la Banda hacían las delicias de los melómanos en los jardines de Lazarraga, y los gaztetxos se divertían en Olaiturri con juegos y actividades a su medida, como la 'Kolore festa'.

9
00. Diana de txistularis.
10
30. Concursos de ganado lanar, frutas y hortalizas, quesos y exposición de ganado local y artesanía.
11
00. Pasacalles de trikitilaris, acordeonistas, txistularis y gaiteros.
12
00. Sidra en la plaza.
14
30. Comida popular.
17
00. Festival escolar de deporte rural. A las 18.00, festival profesional.
18
30. 'Herrixa dantzan' con Patxi Montero en Atzeko Kale.
19
30. Salve en la Parroquia.
20
30. Mosaico de Sare, plaza.
Luego
Romería con Trikizio en la plaza, conciertos en las txosnas.

Los aficionados a la gastronomía también gozaron con una de la novedades de la jornada, el concurso de sopas de ajo. Se apuntaron diez equipos y la txapela se la llevaron los participantes más jóvenes: Asier Goitia y Julen del Río, de 24 y 25 años. El segundo premio fue para el alcalde Mikel Biain y su hermano Iñigo. El jurado, integrado por tres conocidas ' etxekoandres' (Carmen Maiztegi, Palmira Rodríguez y Bixenta Arregi), valoró sobre todo «el sabor y la textura» del plato ganador. Los sukaldaris se mostraron tan sorprendidos como satisfechos. «Es un plato cultivado en el piso de estudiantes, de supervivencia, barato, fácil de hacer e ideal para las resacas», explicaban entre risas.

Al atardecer, todo un cóctel de citas musicales y el teatro de Olaitturri se erigieron en protagonistas, mientras la chavalería se lo pasaba pipa en la 'Kolore festa'. «Solo les ha faltado un manguerazo para quitarse el calor y el color», comentaban varios espectadores. Hoy llega la jornada más popular: Herri Eguna. Trikitilaris, baserritarras, gaiteros, sidreros y artesanos, con la colaboración de todo el pueblo, convertirán los alrededores de la plaza y la universidad en una gran feria.

Fotos

Vídeos