Susto en Oñati al ceder el falso techo de un céntrico bar

Los bomberos examinan el local / Marian

Varios clientes han resultado heridos leves, y uno de ellos sido trasladado a un centro sanitario de Arrasate con una herida en la cabeza

MARIAN GONZALEZOñati

Al final todo ha quedado en un susto, aunque podía haber acabado en tragedia. Eran pocos minutos después de las tres de la tarde cuando se ha desplomado el falso techo del comedor del bar Arkupe, ubicado en el centro de Oñati. En el local se encontraban una quincena de comensales. Eran un grupo de vecinos de la localidad y algunos turistas. Todos ellos se han llevado un tremendo susto y han vivido minutos de nervios y angustia por la caída de trozos de pladur y la instalación del aire acondicionado. Varios clientes han resultado heridos leves y uno de ellos ha sido trasladado a un centro sanitario de Arrasate con una brecha en la cabeza. Ha quedado en observación.

«Ha sido espantoso, hemos pasado de estar tranquilamente comiendo, a estar entre escombros», ha relatado a este periódico una de las comensales. Los clientes que estaban al fondo del comedor han tenido que ser rescatados de entre los escombros, mientras que los que se encontraban junto a la puerta han salido al exterior del local por su propio pie.

El bar, propiedad del PNV, permanecerá cerrado mientras se hace la peritación y se ejecutan las obras necesarias para la reapertura. Al parecer, el edificio no presenta daños estructurales. El derrumbe no ha afectado a la planta superior, al batzoki, a la cocina ni a las viviendas colindantes.

Fotos

Vídeos