«Sencillamente se están riendo de nosotros»

Problemática. El alcalde Mikel Biain en su comparecencia, el jueves, en las Juntas Generales de Gipuzkoa.
/
Problemática. El alcalde Mikel Biain en su comparecencia, el jueves, en las Juntas Generales de Gipuzkoa.

«Necesariamente ha tenido que haber subida de 'usuarios', hay el triple de transbordos», critica el alcalde Mikel Biain compareció en Juntas Generales para denunciar los recortes de Lurraldebus, y ayer volvió a calificar como «inaceptable» la situación

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

«El silencio de la Diputación a las propuestas de solución presentadas por el Ayuntamiento a los recortes que ha sufrido el servicio de Lurraldebus en Oñati roza la falta de respeto institucional, y la nota sobre el supuesto 'aumento de usuarios' en Debagoiena, sencillamente, es reirse de los ciudadanos. Evidentemente y necesariamente ha tenido que haber subida de 'usuarios', al haber el triple de transbordos». Así de contundente se mostraba ayer el alcalde Mikel Biain, tras la comparecencia que el jueves hizo en Juntas Generales para denunciar los recortes que se han aplicado al servicio de Lurraldebus.

«La situación de espera se está alargando demasiado. El Ayuntamiento ha mostrado voluntad de buscar acuerdos, incluso con una solución de mínimos para solventar la situación generada por los recortes, pero seguimos a la espera de una reunión, mientras que los usuarios se ven obligados a seguir haciendo transbordos, y a esperar en San Prudencio, sin ningún servicio en las inmediaciones, y con el agravante de la lluvia y el frío de esta época del año. Y además, tenemos que escuchar que el servicio es 'más eficiente' y ha 'incrementado el número de viajeros'» denunció Biain.

El primer edil insistió en que «la realidad es que los oñatiarras hemos perdido la conexión directa con Bergara, Aretxabaleta y Eskoriatza. Hoy en día, la única línea comarcal que pasa por Oñati es la de Zumárraga- Arrasate, por lo tanto los vecinos y vecinas se ven obligados a cogerlo y hacer transbordos para ir a cualquier otro municipio que esté en esa ruta. Tenemos derecho a un transporte público digno y los transbordos a los que se ven abocados los usuarios serán eficientes para algunos, para sus estadísticas, pero no responden a un sistema de transporte de calidad. Por eso pedimos que se recuperen las líneas suprimidas 'Oñati-Eskoriatza' y 'Oñati Eibar' o que al menos se aseguren conexiones directas con Bergara, Aretxabaleta y Eskoriatza en las entradas y salidas de universidades y fábricas».

Así que, tal y como explicó en juntas, Mikel Biain reiteró ayer que «los recortes son inaceptables, y se han hecho desde un punto de vista puramente economicista, sin tener en cuenta el perjuicio que ocasiona a colectivos como las personas con movilidad reducida, la tercera edad, estudiantes y otras personas que no utilizan el coche, a quienes se está tratando como ciudadanos y ciudadanas de segunda».

Casi cuatro meses a vueltas

El alcalde hizo también una cronología de la respuesta municipal a los recortes. «Hace ya casi cuatro meses que enviamos el primer escrito. Lo hicimos desde los servicios sociales, informando de la situación que se generaba en los trabajadores de Gureak, e implantando medidas provisionales para que personas con discapacidad funcional no tuvieran que hacer transbordo en San Prudencio». «Luego -continuó- el 9 de octubre nos reunimos con la diputada de movilidad, Marisol Garmendia e Iñaki Prego, para transmitirles el paso atrás que suponía para el transporte público, y pedirles que se recuperasen los servicios suprimidos. Nos contestaron que no veían problemas y que era pronto para valorar los cambios, así que el 26 de octubre aprobamos una moción contra los recortes en el pleno de la corporación e iniciamos una recogida de firmas para mostrar el malestar y el enfado de los oñatiarras con los recortes sufridos».

El repaso a lo ocurrido hasta la fecha continuó con la entrega de las más de 1.500 firmas recogidas a la Diputación el pasado 14 de diciembre, aprovechando la reunión concertada con el gabinete del diputado general Markel Olano. El alcalde explicó que «a esa reunión llevamos una solución de mínimos para el eje Oñati-Bergara-Eskoriatza, pero ni a eso nos han respondido aún. Y con este panorama el jueves conté nuestro caso en las Juntas Generales de Gipuzkoa, como están haciendo otros alcaldes afectados por lo recortes de Lurraldebus»

Antes sin embargo, tuvo que «digerir», una nota de la Diputación «sobre un incremento de 38.600 viajeros al mes en el último trimestre en Debagoiena» que prefirió no calificar «porque hablar de mejoras, puntualidad, y eficiencia, cuando hay un malestar latente, ya sea en forma de recogida de firmas, encuesta o quejas en la mayoría de las localidades de la comarca, y a los oñatiarras en concreto se nos aboca a vivir entre transbordos, me parece una tomadura de pelo» concluyó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos