Seis ciclistas se sumergen de lleno en la temporada de ciclocross con el Arrikrutz

Presentación. Corredores y directores, en el ayuntamiento. / MARIAN
Presentación. Corredores y directores, en el ayuntamiento. / MARIAN

El Aloña saca equipo por séptima temporada consecutiva

M.G. OÑATI.

La temporada 2017/18 de ciclocross ya ha despegado, y el Aloña Mendi mantiene equipo en esta exigente disciplina deportiva tan ligada a la villa. La escuadra patrocinada por las cuevas de Arrikrutz la integran seis corredores: los cadetes Aitor Altube, Unai Cueva, Aimar Erostarbe y Aritz Torres, y los juveniles Ander Blázquez y Iosu Gartzia, dirigidos todo ellos por Xabi Aiastui y Julen e Iker Arkauz.

El calendario vasco de ciclo-cross lo componen 17 pruebas, entre ellas la oñatiarra, que este año tendrá lugar el 17 de diciembre. Queda una intensa temporada por delante en la que disfrutar y sufrir practicando una especialidad que convirtió en los años 40 y 50 del siglo pasado a Oñati en la capital mundial de la especialidad. El 8 de marzo de 1953 fue la sede del Campeonato del Mundo, el mayor hito deportivo celebrado en la villa. Fue la guinda de una década prodigiosa, que bajo el impulso de la sociedad Txantxiku Txoko trajo a Oñati los campeonatos de España de la especialidad en 1947 y 1948, y el Criterium Internacional desde 1949 hasta 1952.

Hace siete años el Aloña quiso revitalizar esta disciplina ciclista con la creación de un equipo y la organización de pruebas del calendario vasco y la semilla ha germinado con fuerza. Es temporada de ciclocross y el Aloña ya está inmersa en ella.

Fotos

Vídeos