Sasquatch, nuevo txapeldun de veteranos

Sasquatch es el nuevo txapeldun del campeonato local de fútbol de veteranos./Beteranuak
Sasquatch es el nuevo txapeldun del campeonato local de fútbol de veteranos. / Beteranuak

Ganó a Zalaparta (3-1) y Albok completó el podio de honor del campeonato al vencer a penaltis a Hangola | Txuskos se llevó la final copera, tras superar (2-0) a Kalañatasay en la fiesta del fútbol aficionado, que cerró siete meses de competición

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

Sasquatch es el nuevo txapeldun del campeonato local de fútbol de veteranos tras imponerse (3-1) a Zalaparta en la final disputada en Azkoagain. Ambos equipos querían el preciado título, pero fueron los amarillos y negros quienes se llevaron merecidamente el gato al agua estrenándose en la 'champions' oñatiarra.

La final de consolación fue bastante más igualada, a pesar de que algunas quinielas daban como claro favorito a Albok, ganador de la fase regular, y uno de los equipos más en forma de los últimos años (era el vigente campeón). Hangola, sin embargo, les hizo sufrir por el tercer cajón de podio, ya que el encuentro se resolvió a penaltis, tras concluir el tiempo reglamentario con empate a dos.

En cuanto a la final copera, Txuskos se llevó la txapela frente a Kalañatasaray (2-0) reafirmándose como el rey de copas, ha llegado a tres finales (2007, 2012 y 2018) y las ha ganado todas.

No obstante ninguno de los seis finalistas se fue de vacío de Azkoagain, y algunos incluso tuvieron doble premio, como el máximo goleador del campeonato: Unai Uribetxeberria (Zalaparta); el portero menos goleado: Aitor Sánchez (Albok); o los mejores jugadores de las dos finales: Iban Agirre (Sasquatch) y Aitor Saenz (Txuskos). También fueron galardonados Joseba Briñas (deportividad) y Corrado Campagnoli (más veterano).

Pero además de las copas y medallas, otros trofeos muy preciados son los jamones, botellas y viandas que sirven para festejar lo conseguido en el terreno de juego en cenas, como las del sábado, que en plenos sanmiel txikis se celebraron por todo lo alto. El broche de oro a un campeonato, que desde hace tres décadas, reúne a cuadrillas, hace amigos y permite hacer algo de deporte y escaparse de la rutina diaria los fines de semana. El trabajo de un meritorio grupo de voluntarios ha hecho posible un año más este clásico del fútbol aficionado.

Temas

Oñati

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos