«La prevención es vital, por eso hay que animar a hacerse chequeos»

Bigotes solidarios. Aratz, Jon y Antón, junto a Joxean (en manga corta) en su comparecencia.
/MARIAN
Bigotes solidarios. Aratz, Jon y Antón, junto a Joxean (en manga corta) en su comparecencia. / MARIAN

Cuenta su historia para crear conciencia sobre la importancia de los controles rutinarios Superado un cáncer de próstata, Joxean Urmeneta, 'Xolonpo', da la cara por Movember

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

En febrero de 2015 a Joxean Urmeneta, 'Xolonpo', que ahora tiene 52 años, le diagnosticaron cáncer de próstata. «Yo me encontraba fenomenal, no tenía ninguna señal de alarma, pero en los análisis que nos hace la empresa anualmente vieron que mi nivel de PSA (análisis del antígeno prostático específico), una prueba que se efectúa a partir de los 50 años, era alto. Hay que tenerlo de 0 a 4 y me dio 6. Fue un mazazo. No tenía ni idea de lo que era la próstata y en dos meses ya no la tenía. El diagnóstico aconsejó extirparla» relata rememorando uno de los momentos más complicados de su vida.

Ahora, Joxean ha decidido contar su historia en el marco de la campaña 'Movember' para concienciar a los hombres sobre la importancia de realizarse chequeos rutinarios y así detectar a tiempo esta enfermedad. Insiste en una frase que le dijo su fisio y que le ayudó mucho. «Tienes que sentirte un afortunado porque te han detectado el cáncer, y te vas a operar en un mes». Y realmente se siente así, porque si hubiera tenido 47 o 49 años no le hubieran hecho la prueba y el tumor hubiera avanzado silenciosamente y podría haber sido irreversible.

Considera que los hombres no están tan sensibilizados con la prevención del cáncer de próstata como las mujeres con el de mama. Muchos hombres siguen siendo reacios a ir al urólogo, probablemente porque creen que ir a este especialista se asocia con el envejecimiento, la incontinencia o la impotencia. Y cree que hay que romper tabúes y hablar con naturalidad de un cáncer que tiene uno de los más altos índices de supervivencia si se detecta a tiempo.

Él cree que esa analítica rutinaria que le hicieron en Fagor Ederlan le salvó la vida, y anima a la gente a solicitar la prueba de PSA, «incluso antes de los 45, sobre todo si se tienen antecedentes familiares de cualquier tipo de cáncer».

Insiste en que «la prevención es vital y es salud» y con la enfermedad superada, no sin haber sufrido una recaída que hace un año le hizo tomar radioterapia, ha querido dar la cara, con la esperanza de que su caso anime a los hombres a ir al médico sin prejuicios. «En febrero me dieron los resultados y estoy curado, tengo que hacerme chequeos periódicamente y no bajar la guardia, y eso es lo que recomiendo a todos los hombres, que se hagan revisiones, aunque se encuentren estupendamente. No vale decir 'debería, podría, si hubiera hecho'... Simplemente hazlo, por ti y por los que te rodean».

En su caso, sus dos hijos, su mujer, la familia y los amigos de trabajo han sido la mejor medicina. Un apoyo y una motivación para luchar. Con ese ánimo que recibió, ahora espera que su caso sirva a para ayuda a otros.

Si hace unos años fue el popular ciclista oñatiarra Markel Irizar, que superó un cáncer testicular, quien dio la cara por Movember Oñati, este año es 'Xolonpo' quien ha decidido dar un paso adelante y contar su historia.

El cáncer no distingue de sexos, ni edades, ni condición social y el arma más eficaz para combatirlo es la prevención. Así que, con el objeto de que los hombres se conciencien de ello, Movember cumple un lustro en Oñati, y se expande también a otras localidades de Debagoiena. El propio 'Xolonpo' ha puesto su granito en Fagor Ederlan impulsando 'Movederlan' el 'Pintxogote' para que con la excusa del bigote la gente hable del cáncer de próstata y testicular, y lo combata con prevención. Lo dicho, es vital hacerse chequeos y para recordarlo muchos se dejan bigote en noviembre.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos