Premios por ir a trabajar de forma sostenible

Cartel de la campaña con la que la Fundación Ulma premia la movilidad sostenible de casa al trabajo.
/
Cartel de la campaña con la que la Fundación Ulma premia la movilidad sostenible de casa al trabajo.

Cada kilómetro realizado andando, en bici, patinando, en Lanbus, o en coche compartido, sumará 'ciclos' que se podrán canjear en tarjetas regalo para compras La Fundación Ulma pone en marcha un programa de fidelización similar al programa de puntos Travelclub

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

Premiar a los trabajadores con regalos a través de un sistema de puntos y recompensas por sus desplazamientos sostenibles de casa al trabajo y del trabajo a casa. Ese es el nuevo proyecto en el que se ha embarcado la Fundación Ulma para premiar la movilidad sostenible. Cada kilómetro andando reportará a las personas que trabajan en alguno de los negocios del grupo cooperativo en Oñati 4 ciclos; en bici, corriendo o patinando 2 ciclos; y el coche compartido o Lanbus un ciclo.

Es un programa de fidelización con una mecánica similar al programa de puntos Travel Club: cada kilómetro realizado de manera sostenible sumará puntos, y esos puntos se podrán canjear por regalos» han explicado desde la Fundación. «Está pensado mayoritariamente para las personas que viven cerca de su lugar de trabajo y se desplazan en coche, con el objetivo de promover hábitos de vida más sostenibles y saludables y ayudar a que Oñati sea un lugar más limpio y con menos coches» aseguran.

Programa ciclogreen. Premia los kilómetros que los empleados del grupo Ulma realizan para ir de manera sostenible al trabajo
andando, en bici, patinando, corriendo, en coche compartido o en LanBus. Luego esos ciclos se canjean por regalos.
¿Cómo se cuentan los kilómetros? Los trabajadores se registran en la web ekokilometro
ulma.com. Luego se descargan l aapp gratuita de ciclogreen en el móvil y cuando van a empezar el recorrido abren la aplicación, seleccionando el modo en el que se van a desplazar. El recorrido se va dibujando en un mapa. Son válidos los desplazamientos a y desde negocios de Ulma en Oñati, de lunes a viernes.

Todos los negocios de Ulma en el municipio disponen de un bidegorri o carril bici que hace muy fácil su acceso sin coche. «Andando, en bici o patinando son formas de hacer ejercicio, respirar aire puro, no contaminar y disfrutar del trayecto antes de entrar a trabajar. La utilización de LanBus, el autobús gratuito que Ulma pone a disposición de su colectivo, también hará que puedan sumar puntos. Y para las personas que vienen desde más lejos y necesariamente necesitan coger el coche, la opción de compartir coche también suma» relatan.

Ulma ha preparado un catálogo para el canjeo de esos puntos: tarjetas regalo para compras en Eroski, en Forum Sport, en la tienda Ereindajan de Arrasate, o desayunos gratis en la cafetería de MU Enpresagintza de Oñati, están ya entre los regalos disponibles.

Según explican desde la Fundación, el programa se ha puesto en marcha con el soporte técnico de Ciclogreen, empresa dedicada a premiar la movilidad sostenible. Recuerdan que también tienen en marcha programas similares para sus colectivos, empresas como Seur, Decathlon, HP o Carrefour, y que muchas universidades están gratificando también los desplazamientos sostenibles de sus estudiantes. «Es un #gestosostenible más que Ulma pone en marcha para el cuidado del entorno y de sus personas» han destacado.

Una app en el móvil

El operativo para sumar y canjear puntos es relativamente sencillo. Los trabajadores se registran en la web ekokilometro.ulma.com. Luego se descargan la app gratuita de ciclogreen en el móvil y cuando van a empezar el recorrido abren la aplicación, seleccionando el modo en el que se van a desplazar. El recorrido se va dibujando en un mapa y finaliza cuando el usuario lo detiene al llegar al destino. «Serán válidos los desplazamientos a negocios de Ulma en Oñati y los desplazamientos desde negocios de ULMA en Oñati, de lunes a viernes», señalan.

En ekokilometro.ulma.com se ven ademáa de los ciclos conseguidos, los kilómetros recorridos, el C02 que se deja de emitir a la atmósfera, los euros ahorrados por no consumir gasolina, e incluso las kilocalorías que se queman con la actividad. También está disponible el catálogo de obsequios. Así, por ejemplo, 100 ciclos podrán canjearse por un desayuno gratis en la cafeteria de Enpresagintza y 300 por un vale de 10 euros para compras en Eroski, con un límite anual de canjeo de 200 euros por persona.

El objetivo final del programa es modificar costumbres hacia hábitos más sostenibles y saludables, «así dejaremos sitio en el aparcamiento para las personas que inevitablemente necesitan utilizar el coche y haremos de Ulma una empresa más responsable» concluyen. Son conscientes de que cambiar los hábitos adquiridos es algo que cuesta, que muchas veces la comodidad o la inercia pesa demasiado, por eso si los trabajadores ponen un poco de s u parte, la Fundación les premiará.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos