La pelota está en el tejado del Ayuntamiento

Grupo motor. Los integrantes del proceso participativo con el concejal de deportes en la presentación de sus propuestas en Zubikoa. /  MARIAN
Grupo motor. Los integrantes del proceso participativo con el concejal de deportes en la presentación de sus propuestas en Zubikoa. / MARIAN

El último proceso participativo refuerza la candidatura de Zubikoa y las piscinas como inversión prioritariaEl concejal de deportes, Borja Moiua, anunció que el gobierno municipal tomará una decisión en el plazo de un mes

MARIAN GONZALEZ OÑATI.

La cuenta atrás ha comenzado. Se cierra el capítulo de aportaciones, reflexiones, estudios, debates, anteproyectos, dimes y diretes, y llega la hora de la verdad. Al gobierno municipal le toca decidir cómo y en qué condiciones acometer un plan de inversiones en instalaciones deportivas, que los distintos procesos participativos llevados a cabo los últimos años han evidenciado como necesario.

La gran diferencia presupuestaria existente entre 'parchear', reformar o inaugurar, hizo que el Ayuntamiento decidiese abordar la necesidad de ampliación y/o renovación de Zubikoa y las piscinas, con una perspectiva más amplia, haciendo una radiografía a todos los espacios deportivos y equipamientos, para realizar una planificación general en inversiones deportivas, y ese momento ha llegado.

Con las propuestas del grupo motor que ha estado identificando las necesidades y carencias existentes en las infraestructuras sobre la mesa, y una ayuda de 453.000 euros en el plan foral de equipamientos deportivos 2017-2020 consignada, toca quitar el freno de mano, afrontar la realidad existente, y dictaminar la prioridad y el calendario de las inversiones. Y, al menos el primer capítulo, parece que se resolverá en el plazo de un mes. Eso es lo que el concejal de deportes, Borja Moiua, avanzó en la presentación de las conclusiones del proceso participativo celebrado el jueves por la tarde en Zubikoa.

Desmentir rumores de cierre

Dijo que «el Ayuntamiento tomará una decisión en noviembre, para poder contemplar ya alguna actuación en los presupuestos generales del 2018» pero desmintió categóricamente que, «como circula en la calle, las piscinas vayan a estar cerradas ya el próximo curso escolar por obras. La gente está hablando de autobuses a Legazpi y Arrasate, y todavía ni siquiera hemos decidido qué tipo de proyecto se abordaría en caso de inversión en la zona húmeda de Zubikoa» destacó.

Moiua felicitó al grupo motor por su «compromiso e implicación». Explicó que «el proceso que se ha llevado a cabo este último año, le da un 'plus' a un recorrido que se ha hecho largo, pero ha sido muy enriquecedor, y nos va a ayudar a la hora de tomar decisiones. Dijimos que queríamos acometer el plan de inversiones deportivas con criterio y el mayor consenso posible, y por eso pusimos en marcha el proceso que se cierra hoy. Pero eso no significa que nos vayamos a sumergir ya en obras. Este tipo de proyectos llevan su tiempo. En Hernani, por ejemplo, en una problemática similar, la obra de remodelación ha durado 15 meses, y antes de eso, hay que redactar proyectos, adjudicarlos, lo que puede llevar otro año. Queremos hacer las cosas bien y por eso queremos pedir un poco de paciencia. Con todo el material que disponemos vamos a tomar una decisión. Con este informe, los estudios previos existentes, y los resultados de la encuesta realizada entre la ciudadanía, nos toca planificar las inversiones» .

A continuación tomaron la palabra algunos de los integrantes del grupo motor del proceso participativo para dar cuenta de las dinámicas de trabajo, y las propuestas que elevan al Ayuntamiento, incidiendo en el hecho de que su labor «se ha centrado en prioridades, no en proyectos concretos, porque no manejábamos ni documentación técnica, ni partidas de inversión».

Zubikoa (polideportivo y piscinas), los equipamientos deportivos al aire libre (Olaitturri, el frontón de la plaza, la zona deportiva de Urgain-Errekalde..), Azkoagain y Larraña centraron sus propuestas en ese orden de preferencia.

Piscinas y Olaitturri

El polideportivo por la cantidad de actividades deportivas y usuarios que aglutina sería la inversión más urgente, y consideran que «una reforma integral podría acometerse por fases, con la ventaja que eso supondría para las finanzas municipales, pero dándole una coherencia arquitectónica a todo el diseño, no parcheando». El grupo motor priorizaría la mejora del nivel de confort de todo el recinto, así como la reforma integral de la zona húmeda, que conllevaría poner las piscinas y los vestuarios al mismo nivel. Por orden de preferencia mejorarían luego la accesibilidad general, las deficiencias de la cancha azul, la recepción y las salas, la cancha verde, las pistas de tenis y el frontón, e invertirían en nuevas instalaciones como una pista de pádel.

En cuanto a los equipamientos de calle o instalaciones deportivas al aire libre, consideran que ofrecen muchas oportunidades. Creen que Urrutxu podría ser un espacio interesante para invertir en un futuro (aún está pendiente el proceso de descontaminación) en actividades destinadas a la práctica de atletismo, ciclismo o patinaje.

El cubrimiento de Olaiturri, una zona deportiva polivalente que podría albergar también actividades culturales y descongestionar de usos extradeportivos Zubikoa, es considerada asímismo como prioritaria, frente a otras actuaciones similares en el frontón de la plaza o la zona deportiva de Errekalde Urgain. Otras inversiones interesantes que consideran no exigirían grandes inversiones y proponen son: la señalización de senderos, mesas de ping-pong, fuentes y wáteres en los bidegorris o la puesta en valor del parque e de San Martín.

La poblemática de Azkoagain es considerada también a tener muy en cuenta por el grupo motor, con dos inversiones urgentes: nuevos vestuarios para garantizar agua caliente, y renovación del césped, ya que el actual tiene fecha de caducidad. En caso de tener un presupuesto más elevado invertirían también en mejorar el graderío y cubrirlo. En cuanto a Larraña, pese a no ser una instalación municipal creen que alguna pequeña inversión, como la mejora de los vestuarios, podrían desaturar otros recintos.

Las prioridades del grupo motor ya están sobre la mesa, ahora la pelota está en el tejado del Ayuntamiento, que es el que tiene la última palabra en materia de inversiones. Llega la hora de la verdad, porque al final serán los presupuestos asignados, los que marquen el rumbo de las instalaciones deportivas.

Fotos

Vídeos